Lunes 21 Abril   05:58 Hs

Cuál será el primer país del mundo en recibir el 2013

Lunes 31/12/12 A-AA+
2013-feliz-ac3b1o-nuevo.jpg
Los primeros en recibir el nuevo año serán son los habitantes de la Isla Navidad, considerada como el arrecife de coral más grande del mundo. Luego llegará a Nueva Zelanda y Australia.

El 2013 está a horas de comenzar y nos ofrece innumerables oportunidades de ser feliz. 

Encierra en las personas tantas posibilidades maravillosas de sueños, deseos y proyectos.

El Año Nuevo está a la vuelta de la esquina y para muchos es la llegada de un tiempo lleno de proyecciones, sueños y alegrías; dejando al olvido aquellas situaciones desagrables. 

Este 2012 ha sido un año complejo -ya sea bueno o malo-, sin embargo nace la esperanza de recibir este 2013 con todo el ánimo y las buenas vibras posibles. 

En el mundo hay diferentes maneras de celebrar el inicio del Año Nuevo. Cada país, cada ciudad tiene un estilo diverso para un mismo fin: prosperidad y buena suerte para una nueva temporada.

Se cree que antiguamente, a inicios del imperio romano, ellos invitaban a comer a los amigos e intercambiaban miel con dátiles e higos para dulcificar las cosas negativas y que el nuevo año sea dulce, con un sabor agradable. 

Es en ese entonces que la cena de Nochevieja, el 31 de diciembre, empezó a convertirse en una festividad de moda desde principios del siglo XX. 

A diferencia de la cena de Nochebuena, la celebración de Año Nuevo se trata de un rito de carácter público que se celebra entre amigos, en casa de alguno de ellos o en algún establecimiento hostelero. 

PRIMEROS PAÍSES 

EN CELEBRAR

La Navidad y la llegada del Año Nuevo son fechas importantes que no pueden dejar de celebrarse en el mundo. La mayoría de las personas organiza un gran almuerzo, cena o fiesta para aprovechar agradecer a todos sus familiares. ¿Cuál es el primer país del planeta a donde llega el 2013?

Los primeros en recibir el Año Nuevo son los habitantes de la Isla Navidad, considerada como el arrecife de coral más grande del mundo. Está ubicada a unos 232 mil metros del Ecuador. Se llama así debido a que fue descubierta un 24 de diciembre. Sus habitantes se dedican a pescar y a orar para recibir el nuevo año.

Posteriormente llega a Nueva Zelanda y Australia, siendo en Sydney donde fuera de tanta espiritualidad, festejan con un espectáculo increíble de fuegos artificiales en el puente Harbour, cerca del teatro de la Ópera, el nacimiento del Año Nuevo. 

En Japón aunque su fecha de Año Nuevo es otra, también siguen el calendario occidental y la gente va a los templos a orar y a entregar donaciones, lo mismo sucede en China.

¿Y EN AMÉRICA?

En Latinoamérica hay diversas formas de recibir un nuevo año, desde los tradicionales fuegos artificiales hasta ritos culturales ancestrales. 

El primer punto en América donde el Año Nuevo hace su aparición es Brasil y se celebra con una increíble fiesta muy espectacular, comparable solamente con la de Sydney, Australia. 

En este festejo se gastan alrededor de 15 millones de dólares en un show de 20 minutos de fuegos artificiales sobre el agua.

AÑO NUEVO INICIA 

CON EL CHOQUE DE COPAS 

El brindis de Año Nuevo es algo que no puede faltar en las familias para recibir el año con buenas energías.

Se piensa que el acto de brindar se originó en el siglo IV a. C., pero se realizaba por una razón bien distinta a la actual. 

En la antigua Roma para asesinar a alguien era usual que se envenenaran las copas, por lo que los anfitriones chocaban fuertemente las copas con sus invitados, para que el líquido de una copa pasara a la otra, como símbolo de confianza.

Otra creencia de los romanos era que al tomar una copa de vino todos los sentidos participaban menos el oído, situación que arreglaron con el chocar de las copas, de esta manera también el oído participaba del gozo de la bebida.

SUPERSTICIONES 

Una de las costumbres más populares a nivel mundial para recibir el Año Nuevo es el consumo de 12 uvas que, según se cree, deben ser comidas en el momento justo en que suenan las 12 campanadas que inician la flamante gestión. 

Las doce uvas es una tradición que se inició en España, donde en 1909, unos viticultores alicantinos la difundieron para dar salida a un excedente de cosecha. 

La creencia dice que, a medida que se vaya degustando y saboreando cada uva, aumenta la buena fortuna para cada mes venidero. 

Otra de las cábalas para recibir el 2013 -quizás la que más realizan- es la de recibir las doce campanadas con dinero en las manos o dentro de los zapatos, para que éste no falte durante el año que se avecina. 

Hay quienes, para garantizar la disposición monetaria, reciben el año con un buen manojo de billetes sujetos fuertemente entre las manos. Una variación común es poner uno o más billetes de mayor valor que se tenga en los bolsillos o en la suela del calzado que se usa y, claro, tratar de no llevar monedas en esta noche. 

Otro de los rituales más usuales es el uso de las prendas íntimas de vestir, que evidentemente pasarán inadvertidas en la reunión, pero el utilizar ropa interior amarilla, roja o blanca es una de las tradiciones más difundidas en nuestro medio. 

El amarillo lo usan las personas que desean atraer energía, dinero y salud; para conservar o encontrar el amor se acostumbra usar el color rojo o rosado; mientras que para los jóvenes se recomienda el uso de prendas blancas, porque representan la amistad y la paz. 



Se dice que es aún mejor usarlas al revés; aunque, se dice que el color elegido debe ser intenso, -no opaco-, o se atraerá el efecto contrario.

En Bolivia, al igual que en muchas partes del mundo vive su propia fiesta.

El festejo comienza la noche del 31. Normalmente se prepara una cena y los comensales esperan las 12 para despedir el año que se va y recibir el año que viene.

Esta fiesta es esperada con ansias por miles de ciudadanos, ya sea por motivos de celebración, unas agradables vacaciones o simplemente compartir en el hogar con la familia. Es por eso que los nueve departamentos tienen tradiciones y costumbres implantadas entre sus habitantes.

La llegada de fin de año exige un menú distinto. Una de ellas es la comida: el plato que se sirve en la cena de Año Nuevo lleva como ingrediente principal: la carne de cerdo, puesto que ésta representa: abundancia y prosperidad. También se consume el champán y la sidra a la hora de brindar con la familia y amigos.

TRADICIÓN EN LA LLAJTA

En la llajta los vallunos también comen 12 uvas, pero seis de ellas tirarlas hacia atrás para que se aleje lo malo y las otras seis las comen pidiendo un deseo en cada bocado.

Otra tradición es acompañar el lechón al horno, con la chicha de maíz de dos colores. La chicha de frutilla (roja) atrae al amor y la chicha de durazno (amarilla) atrae el dinero.

PLATO TÍPICO DEL PRIMER DÍA

Una de las recetas que está presente en muchas cocinas de la familia boliviana es el famoso plato fricasé. ¿De dónde viene? Se sabe que “fricasé” es palabra de origen francés y que este plato está presente en muchas cocinas. Según se dice, el fricasé apareció en la región a partir del siglo XVIII con la llegada de los colonizadores franceses. 

Este exquisito plato tradicional está hecho a base de carne de cerdo, maíz blanco y chuño que tiene como condimento al ají amarillo. Se sirve en un plato hondo, con una porción de caldo. 

Las fiestas de fin de año en Bolivia como en La Paz, proliferaron estos últimos años en: Fiesta Metalera de Año Nuevo, fiesta Emo, de sombreros, pelucas, ochentas, etc. 

Es en esta época que estas celebraciones coinciden con las vacaciones de verano y, por ello, muchas personas viajan por el interior del país, ya sea a lugares cálidos (trópico, amazonía, valles, yungas, llanos) o al lago Titicaca (Copacabana, Isla del Sol, Isla de la Luna), a fin de absorber energías positivas para el resto del año.

En otros lugares del país (Tarija, Santa Cruz, Cochabamba, Trinidad) las comparsas organizan fiestas privadas en hoteles que tiene un costo aproximado de 100 dólares por pareja. El periodico Opinión y la revista Así aprovechan esta ocasión para desearles a todos nuestros seguidores un muy próspero Año Nuevo.