Jueves 2 Octubre   00:50 Hs

Pakistán: La violencia cobró hoy 52 muertos

Lunes 04/03/13 A-AA+
513479da70198_510x340_PAKISTAN_VIOLENCIA.jpg
Fue tras la explosión de dos bombas en un barrio chiíta en la ciudad de Karachi, donde además hubo 130 heridos.

Éste último atentado se enmarca en la ola de ataques sectarios que viene sufriendo el país en el último año.

El ataque fue cometido en un área residencial del barrio de Abbas Town y las bombas, alojadas en una motocicleta y un coche, destrozaron decenas de viviendas a su alrededor, informó hoy Mohamed Aslam, responsable policial de la zona.

Aslam dijo que la segunda bomba contenía "al menos 100 kilogramos de material explosivo".

Una fuente del cuerpo de Bomberos de Karachi explicó que el atentado fue perpetrado entre dos edificios de viviendas de cuatro pisos de altura, lo cual amplificó el poder destructivo del ataque y provocó incendios en varios de los departamentos.

En un primer momento se habló de una veintena de fallecidos, pero a medida que fueron avanzando las tareas de rescate creció la cantidad de víctimas entre la comunidad chiíta, una corriente islámica que en Pakistán es seguida por cerca del 20% de la población.

El jefe provincial de Policía, Fayyaz Ahmed Leghari, afirmó al diario Express Tribune que la segunda explosión fue tan intensa que tuvo un radio de impacto de cerca de 700 metros y causó destrozos en unas 200 viviendas.

"El coche bomba fue activado mediante un temporizador y dejó un cráter de más de un metro de profundidad y tres de ancho", publicó el rotativo paquistaní The News, según despacho de EFE.

El primer ministro, Rajá Pervez Ashraf, condenó el atentado y afirmó en un comunicado enviado anoche que "los que apuntan a civiles inocentes sirven a los intereses de elementos contrarios al Estado y a la sociedad".


Los atentados de carácter sectario se incrementaron en el último año dentro de un marco general de recrudecimiento de la violencia terrorista en Pakistán.

Hace tres meses, un atentado con motocicleta bomba mató a tres personas de confesión chiíta frente a un centro de culto de esta rama del islam, en el mismo barrio de la ciudad de Karachi que fue atacado anoche.