NACIONALES |

21F: Un choque de fuerzas

Ayer se llevó a cabo la movilización convocada por la figura polémica de Hugo Moyano en representación al gremio de camioneros. Sin dudas fue una pulseada de fuerza entre los sindicatos/movimientos sociales y el gobierno nacional.

Distintos dirigentes desde el palco resaltaban sus reclamos: Rechazo a las medidas económicas y sociales actuales, negociaciones libres sin techos a las paritarias, contra del ajuste. Hugo Moyano se sumó al discurso de sus compañeros, así mismo, los dirigentes anunciaron públicamente su apoyo al secretario general de la CGT.

La respuesta de Cambiemos fue la utilización de una herramienta que los benefició desde las campañas electorales: las redes sociales. El hashtag #LaMarchaDeLosCorruptos se convirtió en TT representando la contracara de la marcha. Por otro lado, desde el oficialismo se asegura que la medida de Moyano costó  4800 millones de pesos perdidos en recaudación por un día de cese de actividades de algunos de los gremios que se movilizaron.

El discurso de la filosofía “ganar-ganar” del oficialismo está provocando efectos contrarios a los deseados en una oposición caracterizada por el discurso de la filosofía del “conflicto”. La tensión vigente entre los que no apoyan las políticas oficialistas y los que si están de acuerdo abren el campo hacia una posible cohesión de una oposición dividida.

 Moyano supo leer la coyuntura política y esta movilización le dio la posibilidad de demostrar su capacidad de fuerza a Mauricio Macri. Por su parte, el oficialismo continúa demostrando estratégicamente falta de preocupación y tranquilidad. Es crucial la espera para el incierto desenlace que se puede obtener.

Dejá tu comentario