ARTE Y CULTURA | Aaron Carter | California | Nick

Murió la estrella pop Aaron Carter: fue hallado en su casa

El cantante y actor que falleció este sábado, era hermano de Nick, el integrante de Backstreet Boys. Vino varias veces a Buenos Aires.

El cantante y actor Aaron Carter fue encontrado muerto el sábado en su casa en Lancaster, en California, según informó el medio norteamericano TMZ. El portal reveló que el cuerpo fue hallado en la bañera de la propiedad.

Según fuentes policiales, las autoridades llegaron al lugar luego de una llamada al 911 a las 11 de la mañana, hora local. El pedido de auxilio decía que alguien se había ahogado. Hasta el momento no se informó la causa oficial de la muerte y es probable que no se revele hasta que se haya completado la autopsia y el informe del forense.

Aaron Carter & Nick Carter - I Need You Tonight

Aaron Carter saltó a la fama a finales de la década de 1990 como cantante de pop y en total publicó cuatro álbumes de estudio. En el primero, en 1997, sólo 9 años.

Comenzó a cantar cuando estaba en los primeros años de la primaria, y enseguida se hizo famosísimo y adorado por las fans de Nick, su hermano mayor y miembro de la popular banda Backstreet Boys. Como telonero del grupo, la boy band más exitosa de su época, el niño conquistó Estados Unidos, recorrió el mundo y se metió a todos en el bolsillo con su simpatía y su talento.

https://twitter.com/MTVLA/status/1588986789716377601

Después de que su primer álbum vendiera un millón de copias, el segundo disco, “Aaron’s Party”, triplicó esa cifra -recuerda TMZ- y a partir de ahí se convirtió en una estrella de Nickelodeon.

A medida que pasaron los años y fue creciendo musicalmente, hizo su transición al rap, participó del show de TV “Dancing With The Stars” y actuó en la producción de Broadway “Seussical”.

A lo largo delos años, y en paralelo a su carrera musical, el joven fue noticia por su historial de abuso de sustancias ilegales. Contó que sufría de esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad.

image.png

Según él mismo contó, durante muchos años sufrió de huffing, un tipo específico de abuso de drogas que implica inhalar los vapores de sustancias domésticas en busca de un efecto. En post de esa euforia instantánea, se fue haciendo dependiente de productos tóxicos pero comunes, como una lata de pintura o un pote de pegamento. Este problema se le sumó a otros que también pusieron en juego su salud mental, como la mala relación con sus hermanos.

En septiembre pasado, el cantante de “Fool’s Gold” reveló que había ingresado “voluntariamente” en un programa ambulatorio de un centro de rehabilitación para intentar recuperar la custodia de su hijo de 11 meses, Prince.

FUENTE: Clarín

Dejá tu comentario