Abila y Nandez serían titulares en La Ciudadela

Alfaro está cada vez más cerca de encontrar a su equipo titular. Una victoria este domingo, ante San Martín, podría aseguarle un lugar en la Libertadores 2020.

El tiempo de evaluación se terminó para Gustavo Alfaro. También el de la rotación masiva. Este Boca tiene ganas de salir de memoria, pese a que el DT decide retocar en el ataque pequeñas piezas que en los últimos encuentros no alteraron el funcionamiento. El entrenador optó por sostener su columna vertebral. 

Con Esteban Andrada consolidado en el arco (el lunes viajará con la Selección para la doble fecha FIFA), Alfaro también logró afianzar la defensa, uno de sus primeros objetivos: apenas le hicieron un gol en los últimos cinco encuentros. Por eso insistirá con Julio Buffarini en el lateral derecho y con Emmanuel Mas en el izquierdo, pese a que Fabra ya se sumó al grupo y podría reaparecer en los próximos encuentros. La zaga central titular encuentra a Lisandro López y a Carlos Izquierdoz. Si alguno presenta una complicación muscular, entrará Junior Alonso.

El corazón del equipo volverá a tener a Marcone y a Nandez, pese a que ambos luego viajarán con sus Selecciones a España y a China respectivamente. De hecho, el uruguayo tenía pasajes para irse rumbo a Asia y no disputar el encuentro con San Martín. Pero Alfaro le pidió que se quedara. Y salvo alguna sorpresa, será titular. Al lado de ellos puede estar Villa (irá a Japón con Colombia) y en la práctica apareció Bebelo Reynoso por el sector izquierdo, en el lugar de Zárate. Adelante arrancó Tevez pero después salió y jugó el ex Vélez, que atraviesa el mejor momento desde que arribó al club.

¿El nueve? Ábila entraría por Benedetto, aunque en el único ensayo del viernes fue titular Pipa. ¿Jugará desde el inicio aunque después tenga que sumarse a la Selección de Scaloni? La última actualización de su contrato, esa que marca que tendrá un plus por objetivos (partidos disputados, goles y también títulos) empieza a regir para uno de los referentes del plantel. Los 43 goles en 65 partidos en el club (6 en apenas 10 juegos de Libertadores) le permitieron entrar en el escalón de los mejores pagos del plantel. Un reconocimiento también a su nuevo liderazgo en el vestuario y un modo de enviarle un mensaje para el mercado de pases que viene, en el que su apellido volverá a aparecer en el radar de varios equipos.  Esta situación también está en revisión con Andrada (¿recibió sondeos desde Italia?) y con Frank Fabra, a quien además le buscan extender el vínculo hasta 2022.

Para Boca, la presentación en Tucumán tiene un solo objetivo: terminar de confirmar su clasificación a la Copa Libertadores de 2020. Si gana, dependiendo de lo que hagan River y Atlético, puede sacar su boleto este fin de semana. Si no lo consigue, entonces deberá aguardar al juego frente a Banfield.

Dejá tu comentario