ECONOMIA |

Advirtieron que no se recupera la demanda de carne vacuna

Explicaron que en menos de dos meses el precio del novillito en Liniers cayó 11%.

En ganadería, la mayor oferta de gordo se encuentra con una demanda interna debilitada, acceso complicado a los mercados internacionales y alta oferta de carnes sustitutas, según el análisis del consultor Ignacio Iriarte.

Explicó que en menos de dos meses el precio del novillito en Liniers (de 350 a 390 kilos) cayó 11% como reflejo de una oferta que "está registrando el pico estacional de salida de los feedlots y de una demanda muy débil, presionada además por la oferta récord de sustitutos: 43 kilos de pollo, 17 kilos de cerdo", de consumo anual por habitante.

"Durante varios meses la oferta se mantuvo baja, no sólo por la retención en curso sino por las adversidades climáticas y la inoportunidad de paros y feriados. Ahora toda esa oferta acumulada en los feedlots y en el campo, cuya salida se atrasó varias semanas, está apareciendo en un mercado al que no le cabe un kilo
más de carne", expresó Iriarte.

La evaluación fue difundida por la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) y sostiene que en "la demanda – en realidad, los frigoríficos, los matarifes y los supermercados- absorben este volumen adicional, pero imponiendo bajas en los valores de la hacienda, que permitan recomponer los márgenes perdidos en toda la cadena a lo largo del 2016".

"Los precios al mostrador, en el corto plazo, no puede esperarse que bajen: no hay que confundir al consumidor", recomendó Iriarte. Sólo queda aguardar que este pico de oferta tienda a ceder a partir de febrero o marzo y que se recupere el terreno perdido, evaluó.

Sin embargo, señaló que "es improbable que aunque la oferta ceda, los valores reales del ganado recuperen los niveles de marzo –abril de 2016".

Los precios logrados este año se originaron en una oferta circunstancialmente muy baja, ahora la faena tiende lentamente a la normalidad y los precios ceden.

"El consumo pagó altos valores porque la disponibilidad de carne por razones climáticas era muy reducida. Ahora, con una faena incrementándose, los precios tienden a la baja", añadió.

De acuerdo con los datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, a marzo próximo el stock ganadero crecerá 4%, para ubicarse en los 54,7 millones de animales, o sea unas 2 millones de cabezas por encima de marzo último.

En cuanto al número de terneros se estima que también a marzo próximo, el destete se ubicaría en 14,5 millones de ternero más que en 2016.

Si no hubiera habido cambios en la tasa de destete para lograr 394 mil terneros adicionales, el stock de vacas tendrá que haber aumentado a marzo próximo en 640 mil vientres.

Dejá tu comentario