INTERNACIONALES |

Theresa May nombra a un nuevo ministro para acordar la salida de la UE

La primer ministro británica convocó al ex banquero Steve Barclay para ocupar el cargo destinado al Brexit. May busca dar por terminada la crisis en su gobierno por esta situación.

La 'premier' Theresa May ha nombrado al ex banquero Steve Barclay como nuevo secretario del Brexit y ha recuperado a la ex secretaria de Interior Amber Rudd como nueva titular de Trabajo y Pensiones. Los nombramientos de Barclay (defensor del Brexit y próximo a la campaña 'Vote Leave') y de Rudd (defensora de la permanencia durante el referéndum) devuelven en principio el equilibrio perdido entre las dos alas del Partido Conservador.

El nuevo secretario para la salida de la UE, de 46 años, fue director del Barclays Bank y durante meses ejerció como mano derecha de May con la City, velando por el impacto del Brexit en el sector financiero. Rudd, que dimitió en abril por negar la existencia de cuotas para la expulsión de inmigrantes ilegales, puede mantener una nueva de comunicación entre la 'premier' y los conservadores moderados.

 

Con el relevo en poco más de treinta horas de los dos ministros que dimitieron por su oposición al acuerdo del Brexit (Dominic Raab y Esther McVey), May da aparentemente por cerrada la última crisis de su Gobierno y confirma su intención de llevar su plan para la salida de la UE hasta el final, pese a la amenaza de una moción de censura del ala dura del Partido Conservador.

El auténtico balón de oxígeno para May fue la permanencia en su puesto del actual ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, a quien llegó incluso a ofrecer en primera instancia el puesto de secretario para el Brexit. "Es absolutamente vital que nos centremos en que conseguir para el futuro en los puntos que más afectan a los británicos", declaró Gove, en el momento de negar que fuera a dimitir.

 

Gove logró además que otros cuatro miembros del gabinete, con cuya renuncia se especulaba en las últimas horas, se comprometieran también a cerrar filas con Theresa May: Liam Fox (Comercio Internacional), Penny Mordaunt (Desarrollo Internacional), Chris Garyling (Tranportes) y Andrea Leadsom (portavoz de los 'tories' en la Parlamento).

Los brexiteros 'duros' que han decidido quedarse en el Gobierno han reclamado a Theresa May que intente renegociar los puntos más controvertidos del borrador del acuerdo con Bruselas, los referentes a la "salvaguarda" o "backstop" para permanecer en la unión aduanera y al estatus de Irlanda del Norte.

 

May no ha revelado aún si piensa reclamar la renegociación de los dos puntos más polémicos del acuerdo de aquí a la cumbre especial del Brexit el 25 de noviembre. La 'premier' podría intentar convencer a Bruselas de la necesidad de introducir algunos retoques para aplacar el furor del ala dura del partido y lograr una apoyo mayoritario en el Parlamento cuando llegue la hora del "voto significativo", previsto para mediados de noviembre.

Entre tanto, el diputado ultraconservador Jacob Rees-Mogg confirmó que al menos 20 parlamentarios adscritos a su 'think tank' European Research Group (ERG) han enviado otras tantas cartas reclamando una moción de censura contra la líder conservadora. Para activar la moción se necesita al menos el apoyo de 48 diputados, un número al que aspiran a llegar antes del martes.

 

Fuente: El Mundo

Dejá tu comentario