POLICIALES | aislamiento | Violencia de género | Policía

Tenía arresto domiciliario y no dejaba de amenazar a su ex pareja

La Policía secuestró teléfonos celulares que usaba el sospechoso para amenazar a su expareja durante este tiempo de aislamiento.

Un hombre que gozaba con el beneficio de "arresto domiciliario" fue trasladado a una dependencia ya que no dejó de amenazar a su expareja. La Policía secuestró teléfonos celulares que usaba para llamar y mandar mensajes a la víctima.

“El sujeto, de 35 años, fue denunciado el año pasado por su ex pareja acusado de amenazas agravadas por el uso de armas. En diciembre se le colocó la pulsera electrónica para que cumpla el arresto en su domicilio y se prorrogó la misma en febrero”, explicó Luis Perdigón, jefe de la División Violencia de Género de la Policía.

“Durante este tiempo de aislamiento social, el sujeto cometió varias irregularidades que incluyeron no solo el incumplimiento de las prohibiciones de acercamiento a la víctima, sino también maniobras de mal uso del equipo. Descubrimos que varias veces intentó manipular el sistema de monitoreo de la pulsera para escapar, por lo que hubo que cambiarlo dos veces después de que lo dañara”, informó Perdigón.

Ante las faltas que cometió la Fiscalía solicitó la detención en el marco de Violencia de Género. “El hombre continuaba amenazando y amedrentando a la víctima a través de llamadas y mensajes, por lo que en el allanamiento en Manuel Estrada al 3.800 además de detenerlo, se procedió a secuestrar cuatro teléfonos celulares que serán elementos de prueba para la causa”, declaró el jefe de la división, quien agregó que el hombre prestó declaración mediante videollamada ante la justicia y permanece alojado en una dependencia policial.

Dejá tu comentario