ECONOMIA | Alberto Fernández | Fondo Monetario Internacional | Argentina

Alberto Fernández tiene una Argentina con poca plata y mucha deuda

La economista Florencia Correa Deza dijo que el objetivo de frenar el pago de la deuda y reperfilar los intereses tienen que ver con tener margen para que esos recursos sean destinados a poner en marcha el aparato productivo. "La prioridad de este gobierno, en principio, será reactivar la economía", afirmó.

El presidente electo, Alberto Fernández, adelantó este martes que no le pedirá al Fondo Monetario Internacional (FMI) los dólares restantes del megacrédito que solicitó el gobierno de Mauricio Macri apenas se desató la crisis cambiaria de 2018.

Sin embargo, Fernández consideró que es un "problemón" la situación de de la deuda que afronta el país y que demandará una urgente negociación con los acreedores privados para modificar los términos de los vencimientos entre 2020 y 2023.

"Quiero dejar de pedir, pero que me dejen pagar", expresó.

Al respecto, economista Florencia Correa Deza dijo que "este anuncio tienen un doble análisis: político que tiene que ver con lo simbólico cuando Néstor en el año 2006 decide cancelar la totalidad de la deuda que Argentina mantenía con el Fondo Monetario. El contenido económico concreto tiene que ver con qué es lo que implica pedir dinero al FMI en estos momentos y lo que implica es una serie de restricciones al manejo de la política económica que el Fondo Monetario entiende son útiles para que el país pueda cumplir con su deuda".

En este sentido, sostuvo que "otro punto está relacionado a las condicionalidades que implica pedirle al fondo que tienen que ver sobre todo con ajustes en el plano fiscal, en el gasto público y en las posibilidades que tiene el gobierno y los hacedores d ¡e política económica de expandir la demanda. Bajo esas condicionalidades es comprensible la definición de Fernández".

¿Cuál es el objetivo de frenar el pago de la deuda y reperfilar los intereses? Correa Deza explicó que "tiene que ver con tener margen en el corto plazo para que esos recursos que no estaríamos destinando para pagar deuda poder destinarlos para poner en marcha el aparato productivo"

"Nosotros estamos bajo una restricción presupuestaria importante. Tenemos poca plata, tenemos deuda y además tenemos que reactivar la economía. La prioridad de este gobierno, en principio, hasta el momento va a ser reactivar la economía, entonces en ese plano la deuda tiene que quedar en un segundo lugar y para eso se necesita de la política para poder ir, sentarse con los acreedores y que los acreedores nos permitan relajar las condicionalidades para que crezcamos y tengamos los recursos para pagarlos", concluyó.

Correa Deza Florencia Economista.mp3

Dejá tu comentario