ECONOMIA | Alberto Fernández | alimentación | Argentina contra el hambre

Se suman adeptos al plan Argentina contra el Hambre

El presidente electo Alberto Fernández invitó al CEO de Carrefour a formar parte del programa lanzado ante referentes nacionales el pasado 16 de noviembre.

El presidente electo Alberto Fernández se reunió ayer con el CEO global del Grupo Carrefour, Alexandre Bompard, a quien invitó a sumarse a su Plan Argentina contra el Hambre que pondrá en marcha a partir del 10 diciembre próximo, una vez que asuma su gobierno.

"Queremos que inviertan, que trabajen y obtengan ganancias en Argentina", dijo Fernández durante el encuentro que tuvo lugar en las oficinas del Frente de Todos ubicadas en calle Encarnación Ezcurra 365 del barrio de Puerto Madero, donde además, y en una crítica dirigida a la gestión del presidente Mauricio Macri, dijo tener en claro que "la culpa de la crisis" por la que atraviesa ese sector "no es de los supermercados, sino del gobierno anterior, que no tomó las medidas adecuadas",

Pero además, el mandatario electo aprovechó la ocasión para sumar a la empresa de origen francés a una de sus principales iniciativas: "Los invito a sumarse al Plan Argentina contra el Hambre", ofreció Fernández a Bompard, quien por su parte, se puso a disposición para trabajar en conjunto" con el futuro gobierno.

En esa dirección, los ejecutivos del Grupo Carrefour sostuvieron que la firma tiene "un plan de comida saludable para toda la población", el cual buscarán acercar al gobierno argentino: "Queremos tener una relación muy cercana para acompañar al sector social", aseguraron.

Del encuentro, participaron además, el CEO de Carrefour Argentina, Stéphane Maquaire, el director de Explotación Hipermercados Argentina, Pablo Lorenzo y el ex candidato a jefe de Gobierno porteño Matías Lammens.

En abril de 2018, esa cadena de supermercados fue la primera de nivel internacional en acogerse al procedimiento preventivo de crisis en el país, bajo el argumento de atravesar "una situación compleja tras tres años de pérdidas".

La decisión dejó como saldo el cierre de seis de sus locales, la reconversión en mayoristas de otros 16 y el retiro voluntario de mil empleados; sin embargo y tras la puesta en marcha de un plan de reestructuración cuyo principal objetivo consistió en recuperar la rentabilidad sin perder el espacio obtenido en el mercado, le permitieran alcanzar "un punto de equilibrio".

El 16 de noviembre pasado Fernández encabezó la primera reunión del Consejo Federal Argentina contra el hambre, que contó con la presencia de representantes de sectores gremiales, empresarios y de la Iglesia, así como integrantes de los movimientos sociales, organismos de derechos humanos y universidades, entre otros, con el objetivo de trabajar en conjunto a partir del 10 de diciembre con la intención de contribuir a la alimentación de los sectores más postergados. Ahora, el presidente electo decidió sumar a esa cadena al programa que apunta a poner en marcha una política de alimentación que llegue a todos los argentinos.

FUENTE: Bae Negocios

Dejá tu comentario