INTERNACIONALES |

Alejandro Giammattei es elegido presidente de Guatemala en su cuarto intento por llegar al poder

El conservador Alejandro Giammattei será el nuevo presidente de Guatemala al obtener el 58% de los votos frente al 41% de Sandra Torres.

El “candidato eterno” gobernará por los próximos cuatro años uno de los países más complejos de Centroamérica.

Para Giammattei, la cuarta fue la vencida en la segunda vuelta presidencial. Con el 98% de las mesas escrutadas, el aspirante del partido Vemos se convertirá en el próximo mandatario de los guatemaltecos. Según los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral, el conservador recibió 1.890.793 votos, es decir, el 58% del apoyo electoral, mientras su rival, la exprimera dama Sandra Torres, obtuvo 540.718 votos menos, y de momento, aglutina solo el 41% de los sufragios.

Giammattei se anticipó a los resultados definitivos y oficiales de las elecciones y este 11 de agosto se autoproclamó jefe del Ejecutivo del país: "vengo a decirles, este humilde servidor, que va a ser un inmenso honor ser el presidente del país", dijo el candidato de Vamos en una conferencia de prensa en un hotel capitalino, donde prometió ser un hombre "al servicio" de la gente y "cercano" a la población para "reconstruir el país".

Estas palabras las pronunció antes de que las autoridades electorales informen oficialmente los resultados en una conferencia de prensa, como dicta la tradición, el aspirante agradeció a su partido y a los ciudadanos que lo apoyaron, y recordó que hace 12 años comenzó a luchar por llegar al cargo más importante del país.

 

Alejandro Giammattei, candidato presidencial por el partido Vamos celebra con sus seguidores en su lugar de campaña en Ciudad de Guatemala, Guatemala, el 11 de agosto de 2019.

Tras tres intentos por conseguir la presidencia y más de 20 años en búsqueda de un cargo público, en la cuarta ocasión el conservador lo logró con la promesa de combatir con mano dura a los criminales. Incluso poco antes de ser declarado ganador, dijo que su objetivo era explorar qué se podía hacer para modificar el acuerdo que el presidente saliente Jimmy Morales pactó para frenar la migración desde el país hasta Estados Unidos.

 

¿Qué sigue ahora para Giammattei?

Anunció que una de sus primeras medidas será, tal y como ya había dicho, solicitarle al Congreso la disolución de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), encargada de velar por la protección del mandatario y otras personalidades.

El cirujano, político y empresario, aseguró que descansará y que el martes 13 de agosto designará un equipo de transición para empezar a trabajar con el actual Gobierno en traspaso de poder, que se hará oficial el 14 de enero.

Entre tanto, Torres reconoció frente a Giammattei, dijo un funcionario de su campaña en medio de una conferencia de prensa.

 

 

 

Baja participación, la sombra de la democracia

De los 8,150,221 de guatemaltecos que estaban inscritos para votar, menos de la mitad acudió a las urnas. La otra parte, unos 4,724,188 de ciudadanos se abstuvieron a sufragar para elegir al sucesor de Jimmy Morales y a vicepresidente.

Los retos que asume Giammattei son enormes. Morales deja un país con unos índices de pobreza que rondan el 60% y unos índices de criminalidad que, aunque han permanecido a la baja, no han marcado una tendencia clara de reducción. En junio se registraron 21,8 homicidios por cada 100.000 habitantes frente a los 23,3 de ese mismo mes de 2018, según datos del reporte del Consejo Nacional de Seguridad.

Pero dos de los temas más graves que enfrentará el nuevo mandatario son: uno la expulsión de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y dos, la alta afluencia de personas que abandonan el país. Aunque Giammattei aseguró que "vienen nuevos tiempos para Guatemala", ahora deberá demostrarlo.

Con EFE y Reuters

Dejá tu comentario