alimentación | Nutrición | carbohidratos

Satisfacen pero no nutren y generan cansancio

Las harinas blancas, los procesados y las bebidas azucaradas te van a quitar energías en el día a día.

El cansancio no se limita únicamente al mal dormir, un punto fundamental a tener en cuenta es la alimentación. Lo que comemos es nuestro motor para vivir el día, dependiendo qué sea y en qué cantidades, puede ser una traba para vivirlo plenamente.

Son muchos los productos que pueden generarnos cansancio, ante ellos tenemos dos opciones: dejar de consumirlos o hacerlo con moderación. Desde Con Bienestar consultamos con la licenciada Magdalena Ramos Mejía (MN 5327), especialista en Nutrición e influencer sobre estos temas y los dividimos en harinas blancas; comida procesada, y las bebidas azucaradas.

Este tipo de consumo no sólo nos afecta con cansancio, puede perjudicar nuestro estado de ánimo, además de favorecer la fatiga o aumentar el apetito, consecuencia de una digestión pesada o la producción de un pico de insulina para eliminar el nivel de azúcar en sangre.

1-Harinas blancas

Todo lo que es blanco, no alimenta. Porque toda la parte alimenticia, como la fibra, o donde están las vitaminas y minerales, se los llevaron al dejar lo blanco, al procesarlo, entonces genera inflamación corporal –diferente a la que puede ser consecuencia de un golpe–, inflamación que genera cansancio.

Además, estimulan la producción de insulina para reducir el nivel de azúcar en sangre, provocando cansancio.

image.png

Los carbohidratos de absorción rápida también producen un pico de insulina, además de aumentar de nuevo el apetito.

2-Alimentos procesados

“Todo lo que es procesado va a generar más cansancio porque además de tener químicos y productos que no son alimento real –ya que estuvieron manipulados antes de llegar a nuestras manos–, van a hacer que el cuerpo trabaje más para digerirlos y para eliminarlos”, explica la licenciada Ramos Mejía.

image.png

Los alimentos procesados también suelen tener un mayor porcentaje de grasas saturadas y provocan digestiones pesadas relacionadas con la fatiga.

3-Bebidas azucaradas

Este tipo de bebidas hacen elevar el nivel de azúcar en sangre muy rápido, estimulando la producción de insulina, que luego, al descender, también de manera rápida, genera cansancio. Por otro lado, el exceso de estimulantes químicos provoca pérdidas de minerales esenciales como calcio, zinc o magnesio.

Lo que no nos brinda vitaminas y minerales no nos alimenta, no nos da energía, por lo tanto, estamos más cansados. Durante el día gastamos energía, y si no consumimos alimentos que brinden nutrientes, vitaminas, minerales, no producimos esa energía para quemarla, por lo tanto, no hay que dejar de alimentarnos si no saber bien con qué.

image.png

Debemos revisar estas cuestiones y estar más atentos a la hora de la elección de nuestros alimentos si es que queremos rendir de diferente manera en el día a día.

FUENTE: TN

Dejá tu comentario