ECONOMIA |

Aseguran que la lechería no es prioridad para la Nación

Hernan Sanna, referente del sector en Tucumán, explicó que "la producción primaria viene en decadencia". Detalló que los cimbronazos cambiarios afectan a la actividad "ya que todos los insumos están dolarizados". "No se está cuidando el mercado interno", agregó.


Hernán Sanna, presidente de la Mesa de Lechería de Tucumán, habló sobre la situación que está atravesando el sector y que se manifiesta con el faltante de leche y sus productos en las góndolas. 

El productor explicó que el faltante tiene que ver con dos factores: uno es el climático "que ha estado azotando a las principales zonas productoras del país, pero principlamente es porque la produccion primaria viene en decadencia". 

Sanna dijo que "lamentablemente el año arrancó con 10% menos de producción respecto del año pasado y tiene que ver con la pérdida de la rentabilidad a nivel país, que llevó incluso al cierre de tambos". 

Aclaró, además, que "el productor primario le vende la leche a las industrias lácteas, las cuales tienen un política de exportación y con la escasez no están pudiendo cumplir con su compromisos de exporactión y por la falta de políticas no se está cuidando el mercado interno". 

Resultado de imagen para lecherìa tucuman hernan sanna

"Se está tratando de cumplir con la exportación, desprotegiendo el mercado interno", insistió. 

Sanna sostuvo que "la cuenca lechera de Tucumán no está ajena a esta situación porque está pasando por lo mismo. Estamos con muy baja producción por la baja rentabilidad, principlamente por los cimbronazos cambiarios". 

En este sentido, precisó que los productores cobran en pesos, pero los insumos están dolarizado, por lo que se produce esa pérdida en el productor primario. 

En cuanto al precio, dijo que "el año arrancó con $9 y hoy estamos en $10.30 que fue el último precio oficial de la zona". 

De todos modos, señaló que ahora está mejorando el precio, pero tiene que ver con la ley de oferta y demanda. 

"La brecha es cada vez más grande porque no hay políticas claras para el sector y el más débil es el productor primario porque no es el marcador de precio, el que lo define es el comprador y ahí es donde tendría que intervenir el gobierno. Pero el gobienro nacional está bastante complicado en todos sus aspectos y la lechería no es su prioridad", subrayó.  

A esta situación hay que sumarle que ha caído considerablemente el consumo de alimento esenciales como la leche debido a la situación que atraviesa el país.

"En la provincia la estamos peleando, hubo cierre de tambos, pero no fueron masivos. De todos modos, nosostros tenemos 50 tambos totales en los cuales hay una gran brecha de producción, pero somos muy pocos en la zona y no deja de ser importante la actividad por el impacto social que genera", concluyó. 

Dejá tu comentario