Axel Kicillof | intendentes | unidad

Axel Kicillof envió un mensaje de "unidad" a los intendentes opositores

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, busca tender puentes de unidad con los intendentes de la provincia, tras la polémica por la coparticipación.

Rodeado de intendentes opositores y oficialistas, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, repartió fondos destinados a obras públicas y envió un mensaje de unidad, luego de la turbulencia política que se desató la semana pasada por la coparticipación.

"Algunos pensaban que no íbamos a poder llegar con unidad. Tenemos que trabajar en unidad. Cortarse sólo es la peor solución", expresó Axel Kiciloff. Y criticó a los que "hoy quieren abrir todo".

image.png

Kicillof estuvo acompañado por intendentes de 37 municipios de la Provincia, en la firma de convenios de obras correspondientes al Fondo de Infraestructura Municipal (FIM).

Anunció obras para el interior y para el Gran Buenos Aires, tanto en distritos gobernados por el Frente para la Victoria como por Juntos por el Cambio y partidos vecinalistas.

El gobernador llamó a trabajar unidos a oficialistas y opositores. Y destacó "el papel de muchísimos opositores". Lo hizo luego de que 27 alcaldes de Pro faltaran de manera coordinada al último acto al que se los invitó para anunciar mejoras en los sueldos de la fuerzas de Seguridad, el jueves pasado. Fue después del anuncio de Alberto Fernández del recorte de fondos a la ciudad de Buenos Aires de más de un punto de coparticipación que será derivado a la provincia.

"Tengo que reconocer que cualquier intendente de la provincia, sea o no peronista, sabe cuál es el efecto directo o indirecto de la obra pública. Vamos a salir de la pandemia con un rol protagónico del Estado", dijo.

"Nuestro gobierno no trabaja solo. Trabaja con el gobierno nacional, que nos ha permitido tener acceso al financiamiento", remarcó.

Kicillof señaló que durante los últimos seis meses hubo transferencias por más de 16.000 millones de pesos y hubo una inversión sanitaria por 15.000 millones de pesos. Hoy se firmaron convenios para obras por unos 720 millones.

"Sé que cuento con los 135 intendentes para poner en marcha la Provincia en esta pospandemia. Gracias", expresó.

Intendentes

image.png

Entre los intendentes opositores tomó la palabra Néstor Grindetti (Lanús) que faltó al acto el jueves último: "El Covid no nos ha paralizado. La obra pública sigue. El Estado está dando el primer empujón después de una crisis para pedir al sector privado que acompañe. Quiero destacar el trabajo en equipo", dijo.

El intendente de Lanús reconoció el trabajo en conjunto con el Ministerio de Infraestructura y destacó la concreción de las obras de repavimentación de 20 cuadras de Lanús.

"Los vecinos tienen claro que están hechas con fondos provinciales, que ejecuta el municipio -expresó-. Mostrar que trabajamos en conjunto da mayor tranquilidad a los vecinos. Uno gobierna para todos."

Entre los oficialistas, el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, destacó el trabajo en equipo en los tres niveles de Gobierno. Lo mismo hizo el intendente de Carlos Casares, Walter Torquio (Frente de Todos). "Todos nosotros, seamos del oficialismo o la oposición, hemos encontrado en vos la compañía que hacía falta en esta etapa", dijo.

En tanto, el alcalde de Chacabuco, Víctor Aiola, dijo desde el radicalismo: "Luchamos contra el coronavirus y con la gente, que está agotada".

"Quieren abrir todo"

Kicillof destacó que este es un años "muy accidentado". "Probablemente el más accidentado en la historia nuestra y de la humanidad -agregó-. No fue fácil impedirle a la gente que salga de su casa. O que no desarrolle actividades."

"Esto está pasando en mucho lugares del planeta, aún donde se había avanzado con éxito. Cuando más aperturas se habían permitido, más rápido avanza el virus y hay que hacer cierres más fuertes", enfatizó, al dejar trascender que no sería proclive a autorizar más aperturas desde la semana que viene.

"No está escrito el manual del coronavirus. Está sujeto a equivocaciones", reconoció. "Estamos administrando esto con la primera reacción casi medieval, esconderse en la casa. Me escondo, me guardo si no tengo vacuna", reconoció el gobernador.

"No podemos volver a la normalidad. Yo sé que cuento con 135 intendentes que son perfectos conocedores del cambio en sus municipios. En sus municipios hay posiciones distintas: aquel que quiere abrir todo, aquel que se cansó, aquel falluto... hay muchas situaciones diversas. Esto nos pone a nosotros en una situación muy delicada", dijo.

No mencionó específicamente el caso de Tandil, donde, según el gobierno provincial, se duplicaron los casos en la última semana, después de que el municipio decidió abandonar el sistema de fases para manejarse con uno propio. Pero hizo una crítica amplia a los alcaldes opositores que buscan mayor flexibilización.

Agregó: "Hoy quieren abrir todo. Y cuando entra el virus y empiezan los contagios y la muerte, empiezan a preguntar quién fue el responsable que abrió. Hay que buscar el punto justo", dijo Kicillof.

Dejá tu comentario