ECONOMIA | Banco Central | devaluación | dólar | INDEC

Consultoras consideran que sigue la remarcación de precios

Algunos especialistas prevén un 4 por ciento de inflación en el mes de octubre.

La inflación de septiembre fue la más alta del año. El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) la ubicó en 5,8 por ciento, pero para algunas consultoras supera el 6 por ciento. Es el dato más elevado desde septiembre del año pasado, cuando fue de 6,5 por ciento. Sin embargo, los analistas explican que estuvo contenida por los controles de cambio, que aplacaron las expectativas de devaluación. El miércoles que viene el Indec realizará la publicación oficial. Para octubre también se espera una inflación alta, en torno al 4 por ciento.

“En agosto, la devaluación comenzó a impactar recién a partir del día 12, por lo que el número de septiembre está impulsado por el fuerte arrastre del mes previo”, aseguró Lorena Giorgio, economista de Econviews. Además, dijo que influyeron los aumentos en las prepagas y en la telefonía móvil, y que el efecto de la eliminación del IVA en alimentos de la canasta básica sobre el indicador fue "marginal”. La consultora Econviews estima que la inflación de septiembre fue de entre 5,8 y 6 por ciento, y que la de octubre alcanzaría el 3,5 por ciento. “La moderación estuvo ayudada por la calma cambiaria que viene teniendo lugar desde la aplicación de los controles cambiarios”, agregó Giorgio.

“La inflación de septiembre y octubre marcarán el pico del año”. La frase corresponde al ex ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, durante el coloquio de IDEA de Mar del Plata del año 2018. Aunque la expresión tenga un año, bien podría ser actual. Es que si el dato que difunde el Indec el miércoles que viene supera el 5 por ciento, será la más alta del año. Y si en octubre supera el 4 por ciento, como proyectan las consultas privadas, será la tercera más alta del año, sólo superada por septiembre y marzo, cuando fue de 4,7 por ciento.

Desde la consultora Elypsis informaron que la inflación de septiembre fue de 5,8 por ciento. En la primera semana de octubre fue de 0,7 por ciento y estiman que este mes alcanzará el 4,2 por ciento. Por lo que sólo en el trimestre post elecciones PASO acumuló 10,6 por ciento. Pese a los altos números de inflación, estuvo contenida por diversos factores, según Victoria Giarrizzo, doctora en economía de Elypsis. “Los minoristas y el sector servicios no terminaron de ajustar todo el impacto sobre precios mayoristas que hubo con la devaluación. Los empresarios eligieron subir poco los precios para no perder ventas, y hacerse de liquidez para pagar el bono y los aguinaldos pendientes de julio”, explicó Giarrizzo. Además, dijo que el rubro de alimentos estuvo contenido por la rebaja del IVA y los acuerdos de precios. Otra de las razones que evitó un alza todavía mayor fueron los controles sobre el dólar y la política intervencionista del Banco Central. “No dejaron subir la divisa y aplacaron las expectativas de devaluación. Eso incluso hace imaginar que podemos llegar al 27 con calma cambiaria”, agregó Giarrizzo. Por estos motivos, considera que en las próximas semanas se van a acelerar los ajustes de precios.

Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indicaron a este diario que la inflación del mes pasado fue de entre 5,5 y 6 por ciento. Además del arrastre por el traslado a precios de la devaluación de agosto, la economista Eva Sacco indicó que hubo aumentos estacionales en el rubro indumentaria, y puso especial énfasis en lo ocurrido con los combustibles. “A pesar del congelamiento anunciado por el Gobierno luego de las elecciones, el 18 de septiembre se aprobó un incremento del 4 por ciento, que fue muy inflacionario por el impacto directo e indirecto en el costo de los fletes”, opinó Sacco. Para octubre estima una tendencia decreciente por la estabilización del dólar derivada del control de cambios. “La variable clave a futuro en materia de precios es la brecha entre el dólar oficial y el paralelo, que por el momento no supera el 10 por ciento”, agregó.

Para la consultora del economista Orlando Ferreres, la inflación de septiembre fue de 5,2 por ciento, impulsada por el rubro de alimentos y salud, producto del aumento en prepagas y medicamentos. Por su parte, la suba de precios fue de 5,5 por ciento para el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana (UMET). Según el informe, la fuerte suba de alimentos hace que la inflación sea más intensa en los trabajadores de ingresos medios-bajos.

La estimación más elevada de inflación para septiembre fue la del Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala, con un aumento del 6,2 por ciento. Esperan que finalice el 2019 con un nivel superior al 50 por ciento anual, lo que sería el valor más alto en 30 años.

FUENTE: Página 12

Dejá tu comentario