ECONOMIA | barbijos | Empresas | Salud

Pymes nacionales exportarán barbijos y productos textiles

Como resultado de un trabajo entre la Cancillería y el Ministerio de Productivo, comenzarán a cerrarse los primeros acuerdos para la exportación de barbijos.

Como resultado de un trabajo conjunto entre la Cancillería y el Ministerio de Desarrollo Productivo, empresas textiles exportarán productos descartables para el personal de salud a diversos países de Latinoamérica, mientras esta semana se desarrollan tres rondas de negocios con las contrapartes.

Fuentes oficiales señalaron que entre hoy y el viernes, habrá negociaciones con Panamá, Uruguay y El Salvador, donde habrá acuerdo de no mediar imprevistos. Existe un conjunto de pequeñas y medianas empresas en condiciones de exportar por ejemplo, camisolines descartables, cofias, cubrebotas, mamelucos, barbijos KN95 y de tres capas, etcétera. Este medio ya había dado cuenta de las primeras aproximaciones con propuestas hace dos semanas.

"En conjunto con el Ministerio de Desarrollo Productivo se identificaron empresas argentinas textiles de productos descartables para la protección de sus trabajos de personal de salud (barbijos, cofias, mamelúcos,etc), con potencial exportador. Se trabajó la oferta exportable de las empresas y se comenzó con la búsqueda de contrapartes interesadas en el exterior", apuntaron desde el Gobierno.

"Se hizo foco en los países de Latinoamérica en función de su cercanía y costos de traslados. Se realizaran rondas virtuales de negocios ya confirmadas con contrapartes de Uruguay, El Salvador, Panamá, Guatemala y Ecuador", agregaron.

image.png

Objetivo ALADI

"El mercado al que apuntamos son los países de la ALADI, es decir de Sudamérica y Centroamérica, aunque en otras etapas intentaremos exportar a otros continentes porque la sobreproducción es importante. No se va a desatender para nada el mercado local", señalaron desde el Gobierno.

Desde la fundación Pro Tejer, entidad que nuclea a más de cien actores de la industria textil, confirmaron que durante la pandemia trabajaron en un pool de 30 empresas confeccionistas y que produjeron miles de kits por semana de camisolín, tapabotas y cofias, cerca de 600.000 equipos por mes.

"Son empresas importantes, que tienen robots de corte en talleres propios, con todas las condiciones que corresponden según las muestras que envió el Ministerio de salud", explicó el secretario de Pro Tejer, Luciano Galfione, quien ahora fue contactado por embajadores de Centroamérica para conocer sus posibilidades productivas.

image.png

El plan de Cancillería va de la mano con la Agencia de desarrollo tecnológico, encabezada por Fernando Peirano, que es la analiza oportunidades ya identificadas por la Cancillería, de comercialización en el mundo.

FUENTE: baenegocios.com

Dejá tu comentario