Ledesma, antes del debut de Los Pumas contra Francia: 'Lo mental será decisivo'

El DT del seleccionado argentino espera con ansiedad el choque del sábado a las 4.15, en el Estadio Ajinomoto de Tokio.

“Las victorias y las derrotas no te acercan ni te alejan. Lo importante es cómo te preparás y saber cuál es tu Norte. Nosotros lo tenemos claro”. La frase le pertenece a Mario Ledesma, el entrenador de Los Pumas. Toda una sentencia de su manera de sentir el rugby, la pronunció en el anuncio oficial del equipo argentino que debutará contra Francia en el Mundial de Japón 2019.

No son días sencillos para él. Parece tranquilo, pero la procesión -dicen y él lo ratifica en un par de actitudes- va por dentro. “¿De veras querés que me ría y que me suelte para la foto”?, le pregunta -casi le ruega, en realidad- al fotógrafo de Clarín en la escalera del hotel Rihga Palace en el que su equipo está alojado a la espera del choque más importante del Mundial. Porque será el primero, claro. Y porque enfrente estará Francia, un seleccionado que, en los papeles, debería pelear casi mano a mano con Argentina el segundo lugar del grupo C.

Lanza otra sentencia Ledesma. “Las victorias no generan confianza. Las victorias se dan porque tenés confianza y no se dan por casualidad”, anuncia y avisa que en algún momento deberá cortarse esa racha de derrotas consecutivas que lo ocupa. Y lo preocupa, por supuesto.

Se dejó la barba. Como cábala. Dice que desde que llegaron a Sydney para empezar a cumplir la última parte de la preparación mundialista que se completó en el J-Village de Hirono, no se afeita. Y que no se afeitará hasta que Los Pumas vuelvan a casa. Confía y se estremece por dentro cuando piensa que Los Pumas pueden llegar a jugar siete partidos en el Mundial, como él lo hizo en 2007, en la epopeya de aquel equipo de bronce.

“Hace un par de años jamás pensé estar sentado en este lugar. Es más, todo estaba encaminado para venir al Mundial con otra camiseta. Pero no puedo pensar en todo eso porque me sacaría de foco”, cuenta. Y cuando lo hace remarca que está tremendamente alegre y orgulloso de hacerlo con los colores que más quiere y que él mismo defendió en 20 partidos de cuatro Mundiales, entre Gales 1999 y Nueva Zelanda 2011.

Desde hace mucho tiempo que Ledesma piensa en Francia. Lo analizó, lo desmenuzó, buscó sus defectos donde, quizá, siquiera los tenga el equipo de Jacques Brunel. Por eso puede decir que “tendremos que ser muy inteligentes y jugar un partido al 100 por ciento tanto en ataque como en defensa. Además deberemos ser precisos en el juego con el pie. El aspecto mental será decisivo también y tratar de hacer lo que queremos hacer”. Y también logra resumir todo con un mensaje para sus dirigidos: “El que ejerza más presión y el que pueda salir de esa presión con una mayor comodidad ganará el fin de semana”.

-Quizá había algunas dudas en la previa del anuncio del equipo con respecto a algunos puestos. ¿Por qué te decidiste por Tetaz Chaparro y Figallo como pilares y por Nicolás Sánchez como apertura, por ejemplo?

-Buscamos experiencia en la primera línea y los dos pilares se ganaron su lugar también en los entrenamientos porque hicimos rotaciones en la primera línea y esa fue la que mejor funcionó en el scrum, por ejemplo. Y Nico terminó de ganarse su lugar en Randwick porque cuando entró, entró muy bien. No es un secreto que estuvo impreciso en la ventana del Rugby Championship pero fue mejorando poco a poco y fue haciéndose parte del equipo de nuevo.

-Si se da un partido cerrado como el que se espera por lo que se jugarán los dos equipos, ¿por dónde podrá abrirse?

-Seguramente todo vendrá de las oportunidades que un equipo le dé al otro. La clave será cómo desactivar las defensas.

-Más allá del Argentina-Francia que se viene, ¿esperás un Mundial lógico en cuanto a los resultados o pleno de sorpresas?

-Tuve la suerte de ver varios Mundiales de cerca y en los Mundiales puede pasar cualquier cosa. Hasta los All Blacks llegaron favoritos a varios Mundiales y perdieron contra equipos que no deberían haber perdido. El Norte ha equiparado la balanza en los últimos tiempos y en algunos casos la inclinó. En el Mundial pasado cuatro equipos del hemisferio Sur fueron semifinalistas pero acá la veo más difícil. Gales tuvo una racha de 14 o 15 victorias seguidas e incluyó varias contra equipos del Sur, Inglaterra ganó 18 partidos seguidos, Irlanda les cortó una racha a los All Blacks y la racha a los ingleses... Todo el mundo espera el Mundial más abierto de los últimos años y esperamos que así sea por el espectáculo.

Ledesma va de un lado para el otro por los amplios pasillos del cuarto piso del hotel. Parece un león enjaulado mientras responde preguntas siempre mirando a los ojos del interlocutor. Quiere que el Mundial empiece ya. Aunque él, en realidad, ya lo juega desde hace un tiempo. En cuerpo, corazón y tripas.

Fuente: Clarín.

Dejá tu comentario