POLICIALES | Burruyacú | Delitos Rurales | robo

Secuestraron en Burruyacú elementos ligados a delitos rurales

La división especializada en el área dio con un arma calibre 22, dos aves enjauladas y una moto luego de denuncias recibidas por robo de ganado en la zona.

Una carabina calibre 22, una motocicleta y dos aves enjauladas fueron los resultados de los allanamientos que realizaron los efectivos de la División Delitos Rurales y Ambientales N° 1 Este en el departamento Burruyacú a fin de desbaratar una banda dedicada al robo de ganado.

El 5 de septiembre un hombre de 62 años de la localidad de Burruyacú había denunciado que el día anterior le habían sustraído un toro de raza Holando Argentino y pudo identificar a uno de los sospechosos del robo. Por otro lado, la encargada de una finca agrícola-ganadera de la zona de Monte Cristo, de ese departamento, denunció que el 1 de octubre autores desconocidos le sustrajeron dos vacas raza Santa Gertrudis.

Tras las denuncias un equipo dirigido por el jefe de la División, Delfín Conrado Valdéz, realizó intensas tareas investigativas y de rastreo, por lo que pudo determinar que ambos hechos fueron cometidos por una misma banda y al tener pistas firmes de los sospechosos solicitaron las medidas judiciales.

Es así que por orden de la jueza Isolina Pérez de Nucci, en la tarde del miércoles allanaron los domicilios de los tres acusados de integrar la banda delictiva. En una de las viviendas secuestraron el arma de fuego y en otra, la motocicleta marca Motomel.

En tanto, en el domicilio de otro de los involucrados, ubicado en el Barrio El Obispo, de Burruyacú, hallaron sorpresivamente aves enjauladas. Se trata de dos loros que estaban en pésimas condiciones sanitarias. Por ello, se los secuestró y dio intervención a la Subsecretaria de Asuntos Agrarios y Alimentos de la provincia por infracción a la Ley provincial N° 6.292 de Protección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos.

El operativo, que contó con el apoyo de efectivos de la Unidad Regional Este y la Comisaría de Burruyacú, fue supervisado por el Dirección General de Delitos Rurales y Ambientales, Jorge Díaz y el subdirector Walter Monteros.

En tanto, todos los elementos secuestrados referidos al abigeato fueron puestos a disposición del fiscal Diego López Ávila, de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos de la I Nominación.

Dejá tu comentario