camas | pacientes | Covid-19

Qué disponibilidad de camas hay para pacientes Covid-19

Desde Salud informaron que en el sector público el índice de ocupación de camas destinadas a pacientes con Covid-19 es del 67 por ciento.

El titular de la Dirección General de Gestión Sanitaria, doctor Miguel Ferre Contreras, se refirió a la disponibilidad de camas para pacientes con Covid-19 que actualmente tiene la provincia en el sector público e hizo hincapié en la necesidad de tomar conciencia por parte de toda la comunidad, para no arribar a cifras alarmantes.

En este sentido, el referente detalló que en Tucumán se inició el período de pandemia reforzando el sistema sanitario y recalcó que prácticamente se ha triplicado la cantidad de camas de cuidados críticos en lo que se refiere a la atención de pacientes con Covid-19.

“Comenzamos con 108 camas y avanzamos en etapas: Primero a 120, luego 340 y en este momento contamos con 411 camas críticas para todo tipo de patología que requiera de estos cuidados y un total de 322 camas están destinadas exclusivamente a la atención de COVID-19”, afirmó.

En lo que refiere a la ocupación general de las camas, Ferre Contreras sostuvo que se alcanzó un porcentaje de alrededor de un 70 por ciento, pero en lo que se refiere a las camas dedicadas a Coronavirus la ocupación es del 67 por ciento.

“En el Plan de Contingencia está además estipulada la capacidad de movilizar pacientes hacía otros sectores de ser necesario, para usar de manera lo más eficiente posible estas camas de cuidados críticos. En este momento si bien tenemos el 67 por ciento de las camas ocupadas, solamente 40 pacientes están con asistencia respiratoria mecánica (ARM). Como la disponibilidad de respiradores para adultos es de más de 300, tenemos la posibilidad de reconvertir y ampliar las camas en las cuales se pueda realizar ARM, en caso de que la situación lo necesite”, comentó el directivo.

La reconversión de camas comunes a camas de cuidados críticos se reserva fundamentalmente a los hospitales de tercer nivel, porque requieren una instalación de gases medicinales diferentes a los de una cama común que solamente tiene oxígeno. Para poder colocar un respirador hace falta oxígeno, aire comprimido y aspiración central, por eso son los efectores de mayor complejidad los que pueden realizar esta práctica.

“Para reconvertir una cama no hace falta solo la tecnología médica, sino también el recurso humano capacitado para atender a este tipo de pacientes. Vale la pena considerar que un respirador puede fabricarse en 45 días y de hecho en estos 5 meses adquirimos numerosos respiradores, pero médicos, enfermeros, kinesiólogos terapistas llevan muchos años de formación, lo cual puede ser un limitante”, reflexionó Ferre Contreras.

En lo que respecta a terapias pediátricas y neonatales, el profesional explicó que el sistema ya tenía anteriormente a la pandemia una amplia capacidad, con más de 120 respiradores disponibles para esa franja etaria.

Para finalizar, el titular de área afirmó que las proyecciones de ocupación de camas están muy ligadas al comportamiento que tiene la sociedad.

“Sería preocupante acercarnos a un porcentaje del 80 por ciento, porque hablaría prácticamente de una saturación del sistema con mucho impacto en nuestro recurso humano. El comportamiento de la sociedad nos ayudará a no llegar a esas situaciones angustiantes; el Sistema de Salud de la Provincia tiene capacidad de respuesta, no se encuentra colapsado, pero se acerca a un punto de tensión”.

Dejá tu comentario