ECONOMIA | carne | precios | incremento

El precio de la carne vacuna aumentará antes de fin de año

El futuro incremento se concretaría como consecuencia de un bajo porcentaje de ocupación en feedlots, la suba del valor de las vacas y de insumos como el maíz.

Los precios de los cortes vacunos experimentarán una suba antes de fin de año, de acuerdo a estimaciones de esa cadena de valor. Entre los principales motivos que impulsarán el aumento de la carne vacuna, el sector del consumo interno destacó factores como el bajo porcentaje de ocupación en feedlots, la suba de precios de la vaca –que empuja a otras categorías- y el incremento de insumos como el maíz.

Un trabajo elaborado por la Consultora Agroideas diferenció el actual escenario que atraviesa el negocio ganadero. En este punto, remarcaron que en el caso de la exportación, este sector exhibe una firmeza que se traslada a los precios de la vaca, que en los últimos días alcanzó valores cercanos al novillo. “Los animales más livianos con destino al mercado interno se encuentran con un techo en el precio debido a la recesión económica”, estimaron.

El presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de la Carne y Derivados (Ciccra), Miguel Schiariti, advirtió que las recientes cotizaciones del Mercado de Liniers “dieron por tierra con el rumor de los últimos días en relación a aumentos significativos en el precio de la carne”.

Carne.jpg
Especialistas anticiparon un aumento de la carne vacuna antes de fin de año.

Especialistas anticiparon un aumento de la carne vacuna antes de fin de año.

Para el directivo, por el momento no se registrarán subas en los mostradores, pero en el corto plazo, estimó que se empezará a sentir la falta del novillito gordo que sale de los corrales. Esta restricción en la oferta de carne empujará los precios de venta al público.

En una sintonía similar, el vicepresidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya), Sergio Pedace, explicó que el faltante de vacunos en los corrales de engorde empujarán los precios para fines de 2020, pero no será el único factor y habrá que tener en cuenta variables como las subas de maíz y combustible.

Por el momento, el directivo no visualiza un incremento significativo en los mostradores, al entender que “el consumo está reprimido y no presiona los precios”. De acuerdo a estadísticas privadas, se ubica en 50 kilos anuales por habitante, una de las cifras más bajas de la última década.

Pedace explicó que la apertura paulatina del circuito de hoteles, caterings y restaurantes será otro factor que traccionará en los precios, al igual que el incremento en los valores de venta de la vaca, a causa de la demanda china. En este caso, y al no haber suficiente provisión de esta categoría, compran vaquillonas destinadas al consumo interno, elevando de esta manera su cotización. “Tarde o temprano, todos los caminos conducen a un incremento de los precios de venta al público”, advirtió.

La suba del maíz es una situación que no pasa inadvertida en esta cadena de valor al momento de hacer números. Según calculó Agroideas, el cereal aumentó un 16% en septiembre, situación que cambia de manera radical radical la relación maíz/carne, con su consiguiente impacto en la rentabilidad de los feedlots.

FUENTE: Bae Negocios

Dejá tu comentario