INTERNACIONALES | cartel | Cali | Pablo Escobar

Murió Gilberto Rodríguez Orejuela, capo del cartel de Cali

Como líder del cartel de Cali, a "El ajedrecista" se le atribuyeron diversos delitos, entre ellos asesinatos y atentados terroristas.

Este miércoles, a los 83 años, murió Gilberto Rodríguez Orejuela, el capo del cartel de Cali y principal enemigo de Pablo Escobar Gaviria. El narcotraficante, que había sido condenado hasta 2034, estaba alojado en la cárcel federal de Butner en Carolina del Norte.

Si bien todavía se desconoce su causa de muerte, el delincuente colombiano estaba atravesando un delicado momento de salud. Sufrió un infarto en 2004, aunque también le habían diagnosticado cáncer de colón, hipertensión y trastornos psiquiátricos.

Como líder del cartel de Cali, a “El ajedrecista” se le atribuyeron diversos delitos, entre ellos asesinatos y atentados terroristas. Sin embargo, estaba en prisión por traficar al menos, 150 kilos de cocaína en 1990.

image.png
Como líder del cartel de Cali, a "El ajedrecista" se le atribuyeron diversos delitos, entre ellos asesinatos y atentados terroristas. 

Como líder del cartel de Cali, a "El ajedrecista" se le atribuyeron diversos delitos, entre ellos asesinatos y atentados terroristas.

Por qué Gilberto Rodríguez Orejuela era el mayor rival de Pablo Escobar

La disputa entre Gilberto Rodríguez Orejuela y Pablo Escobar Gaviria nace después de que el capo del cartel de Cali se niegue a colaborar con el asesinato del entonces ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla. Tras negarse a pagar por el crimen, como sí lo hizo “El patrón del mal” y el resto del cartel de Medellín, comenzó la disputa entre bandas, que había convivido “en paz” durante muchos años.

A partir de la muerte de Lara Bonilla, Rodríguez Orejuela debió exiliarse en España, donde meses más tarde fue capturado y apresado después de ser acusado montar una red de distribución de cocaína en Europa.

Tras el regreso a Colombia, al líder del cartel de Cali le llegó la propuesta de Pablo Escobar de comenzar con una ola de secuestros contra distintos funcionarios de Colombia. Sin embargo, la rechazó porque consideraba que su grupo delictivo era más “discreta y metódica”. Esta decisión terminó de sellar la rivalidad.

El atentado al edificio Mónaco el 13 de enero de 1988, donde residía la familia del capo de Medellín, desató la explosión de más de 50 notas por todo Cali y al menos 40 atentados. El conflicto no terminó allí, sino que se afianzó y siguió con ejecuciones por parte de los dos bandos.

FUENTE: TN

Dejá tu comentario