INTERNACIONALES |

Caso Khashoggi: El gobierno alemán tomó medidas contra Arabia Saudita

La administración de Angela Merkel endurece las presiones sobre el régimen al que considera responsable por el asesinato del periodista. Además de la venta de armas se impedirá la entrada al país de los sospechosos en el hehco.

Lejos de aminorar la presión contra Riad, el Gobierno alemán endureció este lunes sus represalias por el asesinato de Jamal Khashoggi, el periodista crítico con el régimen saudí. Por un lado, Berlín paralizará la venta de armas de contratos ya autorizados en el pasado y, por otro, impedirá la entrada a Alemania de los sospechosos del asesinato en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre.

El mes pasado, Berlín fue la primera capital europea en alzar la voz al anunciar que dejaría de exportar armas a Riad, dando a entender que la medida afectaría solo a los contratos futuros. También entonces, el Gobierno alemán explicó que estudiarían qué hacer con los contratos cuya negociación estaba todavía en marcha y aún no se habían firmado. Ahora, el Ministerio de Economía alemán confirma que las entregas de armas o equipos militares ya aprobadas en el pasado no se realizarán, al menos de momento. 

 

 “Trabajamos con aquellos que posean licencias [de exportación] válidas, con el objetivo de que no haya exportaciones de Alemania hacia Arabia Saudí”, indicó ante la prensa un portavoz de Economía. El Gobierno emplea diversos “instrumentos” para evitar los envíos, añadió. “La implementación [del cese de las exportaciones] está siendo examinada con el Gobierno federal. Por supuesto, esto también supone que las exportaciones no son posibles por el momento”, confirmó a este diario a su vez un portavoz de ese ministerio. En el departamento recuerdan que la canciller, Angela Merkel, ya dejó claro que “en la actualidad no se dan los requisitos para entregar armas” a Riad y evitan dar explicaciones sobre qué va a pasar con contratos en marcha concretos como por ejemplo el astillero Wolgast Lürssen, en el norte del país, que construye 20 patrulleras y donde trabajan unas 300 personas.

 

La decisión de Alemania tendrá un efecto limitado. Las exportaciones alemanas solo representan el 1,8% del volumen total de armamento que adquirió Arabia Saudí en los últimos cinco años, según el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, en inglés). Los grandes vendedores de material militar a Riad son EE UU (un 61% del total) y Reino Unido (23%).

También ayer, el ministerio de Exteriores confirmó que prohibirá la entrada al país a 18 ciudadanos saudíes, sospechosos de participar en el asesinato de Khashoggi. “Nos hemos coordinado con nuestros aliados franceses y británicos y decidido que imponemos una prohibición de entrada en la base de datos del sistema Schengen”, indicó. No se ha informado de la identidad de los afectados por la prohibición.

 

Fuente: El País

Dejá tu comentario