POLICIALES |

Cayó una avioneta paraguaya con 250 kilos de marihuana en Santiago del Estero

Fue detenido el acompañante del piloto; éste último huyó y se encontraba rodeado. Esta madrugada el juez federal Guillermo Molinari libraba oficios y coordinaba la investigación.

Un cargamento cercano a los 250 kilogramos de marihuana y una avioneta fueron secuestrados anoche y detenido un ciudadano paraguayo, durante un operativo antidrogas que era motorizado esta madrugada en el departamento Pellegrini, a casi 350 kilómetros de la capital santiagueña.

El procedimiento se desarrollaba entre los parajes La Blanca y Campo Grande, donde se habría precipitado la nave que transportaba la carga, y en cuyo interior viajaban dos paraguayos.

Pese al hermetismo impuesto a la investigación, se presume que la avioneta partió tres horas atrás del vecino país y se habría precipitado en el proceso de aterrizaje.

En tierra, al parecer, la policía montaba una sutil vigilancia, ya que habría recibido la información del arribo de la avioneta, semanas atrás.

Siempre en función del procedimiento, se sabe que ni bien la nave pisó suelo santiagueño los investigadores pegaron fuerte y dieron el “zarpazo”.

En el desconcierto, habría sido detenido el acompañante del piloto, identificado como Hugo Agustín González Acevedo.

Hasta esta madrugada, gozaba de mejor suerte el piloto, quien habría logrado ingresar a una zona montuosa y su aprehensión era procurada por las fuerzas de seguridad.

Vigilancia

Trascendió que la policía habría recibido el “dato” que el cargamento llegaría la semana pasada y que habría sido contratada mano de obra local, a fin de “enfriar” la droga.

En la práctica, dicho proceso implicaría cavar pozos y ocultar los 250 kilos de marihuana, hasta recibir la orden de movilizarla hacia otro destino.

Una vez neutralizada la nave, los funcionarios de seguridad desplegaron hombres en un radio de 60 kilómetros, a fin de impedir la fuga del piloto y, eventualmente, también detener a los contactos locales.

Fuente: el liberal

Dejá tu comentario