POLICIALES |

Cayó una banda de “rompevidrios” que vendía celulares

Un equipo especial de Infantería y del Grupo CERO de la Policía allanó tres domicilios. Desarmaban y desbloqueaban celulares para ser vendidos.

La banda de los denominados “rompevidrios” sufrió un duro golpe en la tarde del sábado luego de que un equipo especial de Infantería y del Grupo CERO de la Policía allanara tres domicilios: Dos de ellos eran usados para recibir teléfonos celulares-el mayor objetivo de la banda- que desarmaban y desbloqueaban para ser posteriormente vendidos.

La investigación empezó luego de que recibieran una denuncia en la mañana del viernes sobre dos casos de robos con la modalidad conocida como “rompevidrios”. Las víctimas entregaron datos clave a los investigadores que pudieron, después de una tarea de inteligencia, determinar que los delincuentes se habían comunicado a través de esos aparatos en tres lugares diferentes. Una comisión especial supervisada por el comisario principal Alfredo Díaz, de la seccional 2 llevó adelante en un tiempo récord un total de once allanamientos ordenados por la Fiscalía de Instrucción de la II Nominación.

El despliegue de los efectivos terminó con el secuestro de una importante cantidad de teléfonos celulares. En uno de los domicilios vive un joven, sospechado de haber sido el nexo entre los delincuentes, quienes realizaban este tipo de atracos con la modalidad y los compradores de estos celulares.

Los pesquisas secuestraron además una escopeta, una pistola y municiones: todo quedó a disposición de la Justicia. En uno de los procedimientos se registró una escena de particular tensión cuando los efectivos irrumpieron en un domicilio en el que sorprendieron a los sospechosos por lo que debieron actuar rápidamente para reducirlos. Todos quedaron vinculados como sospechosos de vender estos aparatos en el mercado negro.

Ahora la investigación avanza en torno a quienes eran los clientes del joven sospechoso: se presume que la venta de estos aparatos proveían a varios locales de venta de móviles que “trabajan” de manera irregular en distintos puntos de la ciudad. “Consideramos que estos procedimientos han sido efectivos y en un tiempo relativamente corto pudimos dar con uno de los sospechosos, considerado clave dentro de la estructura”, explicó Díaz.

Dejá tu comentario