ECONOMIA |

Empresas constructoras ponen en duda el pago del bono de 5000 pesos

Jorge Garber, titular de la Cámara de la Contrucción, expresó en LV12 que el bono "es totalmente extemporáneo en un contexto de recesión". Agregó que la capacidad capacidad financiera del sector está agotada. Desde la UOCRA esperan directivas.


El titular de la Cámara Tucumana de la Construcción, Jorge Garber, puso en dudas el pago del bono de $5000 a los trabajadores del sector luego de que el Gobierno nacional confirmara que alcanzará a los privados. 

"Creo que es totalmente extemporáneo en un contexto de enorme recesión, de caída de la economía, de caída de ventas. Nosotros tenemos un sector prácticamente paralizado, no podemos comprometernos a afrontar el bono porque esto está totalmente direccionado para las empreas más grandes que son las que pueden abonarlo", explicó el empresario. 

Sostuvo que el pago del bono pasa por "la capacidad financiera de las constructoras que hoy está agotada. Es más nosotros estamos pidiendo algunos reconocimientos extras al Gobierno de la provincia, estamos negociando por unas obras que tenemos que terminar en Manantiales Sur, unos reconocimientos por pagos fuera de término, es decir que estamos negociando una serie de cuestiones y aparece este bono", señaló. 

Para Garber "es totalmente entendedible el pago del bono porque va a venir a reactivar la economía y ayuda al trabajador, pero en un contexto recesivo es bastante complejo. Es entendible por la necesidad de los trabajadores, pero desde el lado de las pymes constructoras es difícil decir que podemos asumir esta compensación por más que sea a cuenta de futuros aumentos. La capacidad de pago del sector nuestro está prácticamente atada a un hilo y en cualquier momento se corta. Estamos en un momento de crisis terminal", afirmó.  

Por su parte, David Acosta, titular de la UOCRA, dijo que están a la espera de "las directivas de la central para saber cómo las empresas lo abonarán. Luego, nosotros llevaremos un control del cumplimiento de pago". 

El bono tiene como objetivo paliar la pérdida del poder adquisitivo del salario tras la suba de la inflación es de carácter obligatorio, no remunerativo y a cuenta de las próximas revisiones paritarias. Acá, los principales puntos:

1. Cómo y cuándo se pagará: el sector privado está obligado a pagar la compensación salarial en octubre de este año o en los plazos, cuotas o condiciones que establezcan los empleadores. Los sectores más complicados, como las pymes, podrán negociar con sus respectivos sindicatos la forma de pago.

2. A quiénes está destinado y quiénes quedan excluidos: las empresas deberán pagar esta asignación no remunerativa a todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, incluidos aquellos que se encuentran bajo convenio colectivo. Sin embargo, empleados del sector público porque ya recibieron su bono (nacional, provincial y municipal), sector agrario y personal doméstico no recibirán el bono.

3. Además, aquellos que tengan jornadas laborales reducidas, también lo cobrarán pero el monto será proporcional a esa cantidad de horas trabajadas.

4. El bono será a cuenta de futuras paritarias y tendrá carácter no remunerativo, por lo que no pagará cargas sociales ni se incorporará al salario. En tanto, aquellos empleadores que hubieran otorgado unilateralmente un bono luego del 12 de agosto podrán ser compensados.

Dejá tu comentario