GOB NOV 1140x100 CMC.gif
TECNO |

Cómo crear contraseñas seguras en Microsoft Edge

Te mostramos paso a paso cómo crear contraseñas en este navegador que incluye una función que sugiere passwords robustos. Te mostramos como activarlas.

Una de las funciones recientes de Microsoft Edge es un generador de contraseñas seguras. Se trata de una característica de uso libre disponible en ese navegador web. En la práctica, ofrece en forma automatizada sugerencias de contraseñas seguras con las características que recomiendan los especialistas en seguridad informática: largos; con letras, números y caracteres especiales; sin secuencias que son fáciles de descubrir; etcétera.

Para usar el generador hay que tocar los tres puntos que está en el sector superior derecho del browser, aquel que despliega el menú de opciones. Allí deberás ir a “Configuración”; en la sección izquierda deberás estar dentro de “Perfiles”. Tal como podés ver en la siguiente captura, allí encontrarás la opción “Contraseñas” junto al dibujo de una llave pequeña.

image.png

En la nueva pantalla hay que activar la opción “Sugerir contraseñas seguras” o “Suggest strong passwords”, si el navegador está en inglés.

Luego de este paso, Edge ofrecerá sugerencias de claves robustas cada vez que realices un registro en una página web. Al tocar en “Actualizar”, el generador lanzará una nueva opción. Una vez que se elige una de las sugerencias, por defecto la contraseña quedará almacenada en el browser para futuras sesiones.

Un dato importante a tener en cuenta: la opción para generar contraseñas en este navegador Microsoft Edge sólo está disponible si se ingresa con una cuenta de Microsoft y se realiza la sincronización.

Consejos para crear contraseñas seguras en el navegador

Sea con un generador o en forma manual, contar con claves robustas es fundamental para mantener los datos privados a resguardo. A continuación compartimos una serie de tips para passwords seguros que publicamos en ocasión del reciente Día Mundial de la Contraseña.

1. No a las combinaciones más obvias: Hay que esquivar secuencias que tanto un humano como un programa especializado, podría descifrar sencillamente. Nunca uses una palabra que aparezca en el diccionario. Es decir, podrás usarlas, aunque siempre rodeándola de otros caracteres que refuercen a esa clave. También hay que eludir las combinaciones de letras o números que están juntos en el teclado, como “qwerty” o “123456”.

2. Herramientas que ayudan: Los administradores de contraseñas (entre ellos el que repasamos de Edge) son programas realmente útiles para crear variantes complejas y también para no tener que recordarlas una por una. Buena noticia: hay muchas opciones gratuitas y eficientes. Como es sabido, en la actualidad utilizamos numerosos servicios online y no es fácil tener presente todos los passwords. Estos administradores son un depósito seguro para las claves, y para el acceso piden una única: ¡esa llave maestra será la que sí deberás recordar! Los especialistas del área recomiendan, además, que la cuenta de email asociada al administrador debe tener activada la autenticación de dos o múltiples factores, una función que aumenta la seguridad, considerando que esa cuenta permitirá restablecer la contraseña maestra del administrador en caso de ser necesario.

3. Ser constante: Otra práctica aconsejada en este terreno es cambiar las contraseñas en forma habitual. Este hábito se torna necesario en vista a la innumerable cantidad de intrusiones informáticas y posteriores filtraciones, que dejan al descubierto millones de cuentas en todo el mundo. En este punto, también es una buena idea utilizar herramientas que permiten conocer si una cuenta determinada estuvo involucrada en algún leak: esa información servirá para saber si es necesario escoger una nueva contraseña. Have I Been Pwned (que se usó recientemente para chequear una filtración de datos en Facebook) es una de las opciones. Como fuere, la recomendación habitual es cambiar cada 90 días, al menos.

FUENTE: tn.com.ar

Dejá tu comentario