LOCALES | conectividad | escuela | cosmopolita

Cómo trabajar la conectividad en una escuela "cosmopolita"

La Rectora de la escuela Normal, Noelí Guerra, dijo que al tener una escuela "cosmopolita" se complica el tema de la conectividad. Sin embargo, la institución tiene más del 85% de los alumnos conectados.

La pandemia y posteriormente la cuarentena no les dio tiempo a nada, por lo que tuvieron que organizarse de otro modo para seguir con las clases. En la escuela Normal Juan Bautista Alberdi fue fundamental la predisposición de los docentes, la colaboración de los alumnos, a través del Centro de Estudiantes, y las herramientas que brinda la tecnología para que la conectividad no se convierta en una problemática para una institución tan diversa y "cosmopolita".

"La verdad que venimos trabajando a toda máquina desde el mes de marzo y de una manera "artesanal" porque como nos agarró esto de la pandemia tuvimos que armar las listas de alumnos desde cero a través del Centro de Estudiantes, así que un gran agradecimiento al centro que ha podido organizar todo", comentó en primera instancia la Rectora del establecimiento, Noelí Guerra.

La Profesora contó que la escuela cuenta con alumnos de todos los estratos sociales y que provienen de distintos puntos de la provincia. "Es una escuela bien cosmopolita que junta gente y eso hace también que tengamos estas cuestiones de conectividad", señaló.

image.png

En el tema de la conectividad, destacó que "en general tenemos más del 85% de los alumnos conectados. Hay profesores que han conseguido el 100% de los alumnos, otros el 80%, pero no baja de esos números. Hay otros que nos ha sido imposible y en esos casos hemos tratado de hacer unos cuadernillos para que esos alumnos pudieran hacer las tareas y pasarle a los profesores".

"Para nosotros el tiempo es un organizador de la tarea, un proceso y va funcionando así", aclaró al explicar que el tiempo no funciona como un calificador en función de los trabajos a evaluar.

¿Cómo lograr ese equilibrio entre las necesidades y los tiempos de los estudiantes y los docentes?

image.png

Para Guerra, "es muy difícil y creo que se va aprendiendo en el día a día porque todos los docentes, si uno los escucha hablar, dicen "estoy 24 horas", pero la idea es que se tomen un horario y les comuniquen a los alumnos. A la hora de la corrección se les complejiza un poco porque es como tener corregir parciales o trimestrales todas las semanas", detalló.

Con respecto a las clases, mencionó que "se les dificulta a muchos alumnos por si queremos hacer algunas videoconferencias en algunos casos porque los padres no los autorizan, y en otros porque los chicos tienen dificultad por la baja calidad de internet".

"También, es difícil poder equilibrar porque hay un tema que es el de la subjetividad del alumno, en el caso de los adolescentes, por no poder estar con su grupo". De todos modos, la profesora rescató que se están pudiendo sortear los obstáculos para que los chicos sigan accediendo al proceso de enseñanza.

Dejá tu comentario