ECONOMIA |

Consenso interno, clave para alcanzar un acuerdo con el FMI

Héctor Torres, ex miembro del Directorio del FMI, señaló que es fundamental que el Gobierno apele al consenso a través de "un proceso de consulta interno".

El ministro de Economía Martín Guzmán aseguró que buscará alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de marzo. Fue durante los primeros días de noviembre luego de mantener una reunión con la directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva en Roma. Por lo pronto continúan en negociar un acuerdo y que una vez que esté, será enviado al Congreso para ser aprobado y confió en que será apoyado por la oposición. Los especialistas sostienen que sería conveniente un consenso interno en el marco de las negociaciones.

Héctor Torres, quien fuera miembro del Directorio del FMI, en diálogo con Radio CNN Tucumán analizó la situación respecto a la negociación que emprende el Gobierno argentino con el FMI. En la entrevista abordó el tema del consenso interno en las negociaciones con el fondo, y además, las reformas que necesita el país para ordenar su economía.

"No hay ningún preacuerdo hasta el momento. Están negociando, yo creo que ahora están negociando en serio, hace 15 o 20 días me parece que era más ruido que negociación. Hoy creo que la intención del Gobierno es avanzar, y entiendo que las conversaciones están siendo más sustantivas", comenzó diciendo.

Para el economista lo más importante, y que sostiene que todavía falta, es saber cuál es la propuesta del Gobierno argentino. Es decir qué es lo que el Gobierno argentino propone hacer en esos 10 años que vamos a tener para repagar el crédito del FMI.
image.png
Martín Guzmán, es el encargado del Gobierno en llevar adelante la negociación con el FMI. Un consenso interno será clave.

Martín Guzmán, es el encargado del Gobierno en llevar adelante la negociación con el FMI. Un consenso interno será clave.

El consenso, clave para el acuerdo con el FMI

Explicó que esos créditos que se están negociando de cambiar el programa Stand-By a un acuerdo de facilidades extendidas "son ventanillas financieras" del fondo que existen para los países que necesitan financiamiento de largo plazo para hacer modificaciones en la estructura de la economía. Aseguró que son temas que requieren actividad legislativa y que no se pueden hacer de un día para el otro, hacen falta explicarlos y el fondo insiste con el consenso porque la experiencia con la Argentina es que de un Gobierno a otro hay cambios radicales, y este programa exige que después del 2023 tenga continuidad. "Es particularmente importante que el Gobierno presente una propuesta que goce de consenso interno. Yo no he visto esa propuesta, nadie la ha visto en realidad. Y el proceso de consensuar políticas de mediano plazo en Argentina yo no he visto que haya empezado", dijo Torres.

Para el economista el consenso es clave. "No sería correcto que aterrizara sobre el Congreso un programa con el fondo que el Congreso tuviera que verlo por primera vez y decir sí o no, sin poder abrirlo. Para evitar eso es muy importante un proceso de consulta interno con los empresarios, los trabajadores y las otras fuerzas políticas, y el Gobierno para eso tiene que mostrar qué quiere hacer, mostrar un programa que es lo que le viene requiriendo el fondo hace mucho tiempo y todavía no hay nada de todo eso", sostuvo.
image.png
Consideran clave que el Gobierno presente un programa de consenso para alcanzr un acuerdo con el FMI.

Consideran clave que el Gobierno presente un programa de consenso para alcanzr un acuerdo con el FMI.

El problema fiscal

Torres señaló que es necesario hacer reformas en Argentina pensando hacia adentro y no tanto para cumplir con el Fondo. En ese sentido mencionó que el país va de crisis en crisis, tiene varios problemas y todos están relacionados.

"El problema fiscal está relacionado fundamentalmente con el gasto social. Hay cada vez menos trabajadores privados formales respecto a los que cobran planes Y los jubilados que en algunos casos no hicieron aportes. Más allá que esté bien eso o que haya sido necesario, el problema de Argentina es que el sector privado no genera empleo formal suficiente, en realidad no se genera empleo privado formal. Si no se crea empleo privado formal, no hay forma de balancear el déficit", detalló. Y remarcó que lo que hace falta es aumentar los ingresos de la Anses. "Esto no se arregla aumentando un impuesto o bajando algún gasto marginal. Ni tampoco se arregla jugando con la fórmula de indexación de las jubilaciones. Esas son aspirinas", amplió. Para Torres lo que hace falta es que el sector privado invierta y genere empleo formal. Y para eso es clave reglas de juego claras, confianza y probablemente una reforma impositiva.

image.png
El déficit fiscal, un problema a resolver puertas adentro.

El déficit fiscal, un problema a resolver puertas adentro.

"Las exportaciones crecen menos que las importaciones"

Otro tema a resolver en el país, según la mirada del economista, es la cuestión externa. "Cada vez que crecemos, crece la economía y terminamos con un déficit de cuenta corriente, es decir un déficit de dólares porque las exportaciones crecen menos que las importaciones", asevera. Ese es un problema fundamental de competitividad de la economía que Torres entiende que también hay que abordar y que no se arregla con una devaluación, "porque una devaluación se la come la inflación rápidamente".

Por eso sostiene que para resolver este obstáculo se requiere otro tipo de reformas estructurales empezando por mayor gasto en infraestructura, en educación, y una política macro que apoye las exportaciones, no que las penalice con retenciones.
image.png
El déficit de cuenta corriente también representa un desafío para el país.

El déficit de cuenta corriente también representa un desafío para el país.

"Los argentinos tenemos pesos en el bolsillo y dólares en la cabeza"

La inflación, sin dudas, está dentro de los pendientes que hace muchos años tiene el país. En este sentido Torres asegura que está esta vinculada con el déficit y con el hecho que "los argentinos tenemos pesos en el bolsillo y dólares en la cabeza".

Torres consideró que la tasa de interés del Banco Central debería ser levemente positiva siempre. "Pero el hecho de levantarla muy por arriba, que sea muy positiva, no sirve para bajar la inflación porque la gente cuando ve que la tasa sube mucho lo que está pensando es en una rentabilidad en dólares real", explicó. Pasan al peso, los que tienen dólares los cambian, ahí se deprecia el dólar.

Y cerró explicando que llega un momento, porque todo el mundo sabe que eso no dura, donde la especulación es cuándo vuelvo a saltar al dólar y eso se transforma en una profecía autocumplida. "En algún momento todos terminan comprando dólares, y en ese momento no se puede parar una devaluación, y cuando viene una devaluación desata la inflación y uno sabe lo que pasa", concluyó.

image.png

Dejá tu comentario