NACIONALES | Corrientes | embarazo | abuso sexual

En Corrientes, le harán una cesárea a menor que fue abusada

La menor de edad cursa la semana 38 de gestación. El caso fue tomado por un equipo de embarazo adolescente del hospital de la capital de Corrientes.

Una niña de 10 años fue internada en un hospital materno de Corrientes tras quedar embarazada como consecuencia de abuso sexual y programaron una cesárea para las próximas horas. El principal acusado es un hombre de 31 años, que es ex pareja de su madre y está detenido hace un mes, a la espera de un juicio oral.

La menor de edad cursa la semana 38 de un embarazo. El caso fue tomado por un equipo de embarazo adolescente del hospital de la capital correntina que realizó los monitoreos y decidió internar a la niña dado el término de la gestación. Los médicos aseguraron que está programada una cesárea en las próximas horas tras el control realizado en su localidad, distante 470 kilómetros de la capital.

Según informaron fuentes del hospital materno neonatal Eloisa Torrent de Vidal de Corrientes a Télam, el embarazo está "monitoreado" y en buen estado. La niña está acompañada por su madre y una abuela y el caso había sido judicializado desde que comenzó la gestación, explicaron las mismas fuentes.

El abusador fue detenido por la Policía provincial hace casi un mes y desde entonces, cumple la prisión preventiva dictada por la Justicia, mientras espera el juicio oral.

image.png

El fiscal de Instrucción y Correccional de Monte Caseros, Oscar Fabián Soto, indicó que el hecho se produjo a principios de este año y por la causa penal hay un detenido con prisión preventiva. "Hace aproximadamente un mes la causa se elevó a juicio y está a la espera de una fecha por parte del Tribunal Oral Penal de Paso de los Libres", explicó el fiscal a Télam.

El aborto en Argentina es legal por causales desde 1921. En 2012, con el fallo F.A.L se establecieron pautas claras para garantizar el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y se determinó que cualquier aborto de un embarazo producto de una violación, sin importar la salud mental de la mujer, no sería punible. El mismo fallo exhortó al Estado Nacional y a provincias y municipios a establecer protocolos sanitarios para realizar la práctica de la mejor manera posible.

Corrientes es una de las provincias que no cuenta con un protocolo para garantizar el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo. Incluso en febrero de este año, el gobernador Gustavo Valdés dijo que “Corrientes sigue siendo una provincia pro vida": "Vamos a seguir abrazando la vida de todos los seres humanos. Apostamos a la Educación Sexual Integral (ESI) en los colegios para aspirar a una mejor salud reproductiva, cuidando a las mujeres y también al niño por nacer”.

Dejá tu comentario