GOB WEB SEP Obra Pública.jpg
NACIONALES | Cristina Kirchner | Macri | judicial

Cristina Kirchner calificó de "disparate judicial" la causa

La vicepresidenta Cristina Kirchner declaró en el marco de una audiencia clave en la causa del Memorando con Irán por el atentado a la AMIA.

Cristina Kirchner rechazó la acusación de encubrimiento del atentado a la AMIA al afirmar que se trata de “un disparate institucional, judicial y político”. Con fuertes críticas al gobierno de Mauricio Macri y a Comodoro Py, la vicepresidenta reclamó el cierre del expediente por parcialidad manifiesta, iniciado por el fiscal Alberto Nisman antes de morir.

“Hornos y Borinsky se habían excusado en todos los expedientes sobre la AMIA. Y acá no. Acá no podían excusarse. Acá estaba Cristina. Había que ir contra ella”, afirmó Cristina sobre los jueces que intervenían en las causas mientras mantenían encuentros con Macri en la quinta de Olivos. Y recordó que el expresidente felicitó públicamente a los dos magistrados por haber reabierto la causa, a la que calificó como “cacería”. También, relacionó las acusaciones por el Memorando con las presiones de los fondos buitre. “Quisieron doblarme la mano durante años y no pudieron”, afirmó.

TOCF N°8 - Causa Memorándum

La jueza María Gabriela López Iñíguez y los jueces Daniel Obligado y Juan Michilini dieron inicio cerca de las 13 hs de este viernes a la audiencia preliminar solicitada por la defensa de Cristina Kirchner, en el marco de la causa Memorando de entendimiento con Irán.

Vía zoom, la vicepresidenta recordó que “Hornos y Borinsky se habían excusado en todas las causas sobre la AMIA. Y acá no. Acá no podían excusarse. Acá estaba Cristina. Había que ir contra ella”. “Esto es como el rey desnudo”, dijo. En referencia a las visitas de los cazadores a Olivos y a Casa Rosada. E hizo un repaso de las fechas de los encuentros, que coincidían con fallos posteriores que la perjudicaban. Entre otras cosas, mencionó las pruebas que ya están en manos del Tribunal sobre dichas visitas y las adulteraciones del secretario de Macri, Darío Nieto, de tales registros. “A confesión de parte, relevo de pruebas”, concluyó CFK.

En su extensa exposición, Cristina Kirchner hizo un raconto de los instrumentos de persecución judicial que, según afirmó, se puso en marcha desde el Estado a partir del 10 de diciembre de 2015.

En su alocución, conectada desde su despacho en el Senado de la Nación, CFK enumeró los “hechos sucesivos de control de la Justicia y persecución”.

Según relató, hubo “una clara orientación a tomar el control del Poder Ejecutivo al Poder Judicial para usarlo como instrumento de persecución contra sus opositores políticos”. En ese sentido, recordó que Fabián Pepín Rodríguez Simón está prófugo en Uruguay y fue quien recomendó a Macri designar dos jueces por decreto.

En segundo lugar, mencionó el hostigamiento a la ex-Procuradora Alejandra Gils Carbó.

Cristina Kirchner denunció persecución macrista

Cristina Kirchner se refirió con dureza contra la Mesa judicial que funcionó durante el gobierno de Mauricio Macri, y aseguró que se utilizó para perseguir opositores entre quienes estaban tanto ella como su familia.

"Se naturalizó en la Argentina que existiera una mesa judicial", dijo la vicepresidente en el marco de la audiencia por el Memorando con Irán, en la que está acusada y por la que pidió la nulidad tras conocerse que dos jueces que intervinieron en el expediente mantenían encuentros sociales con Macri en la propia quinta de Olivos.

"Desde ahí salían las órdenes para el poder judicial. Ellos decidían a quien haber que meter preso", manifestó la expresidenta, y dijo que durante el macrismo "la justicia se utilizó para perseguir a los opositores". Esa mesa la encabezaba Marcos Peña, exjefe de Gabinete.

Apuntó además contra Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, asesor judicial Mauricio Macri, como quien impulsó las causas en su contra.

"Es el que lo asesoró para hacer esto. Integra lo que se conoció como la Mesa judicial del macrismo. Asesoró a Macri y ahora está prófugo", afirmó la expresidenta.

Por otro lado, Cristina Kirchner denunció que desde el macrismo en el poder se utilizaron los organismos del Estado para perseguirla a ella y a su familia. Mencionó a la AFIP, al Banco Central, la Oficina Anticorrupción, y la UIF.

En tercer lugar recordó que modificaron por decreto la ley que establecía que la Oficina Anticorrupción debía estar presidida por una abogada, para permitir el nombramiento de Laura Alonso. También recordó la designación de Mariano Federici (ex asesor del FMI) y de María Eugenia Talerico, quien había representado al banco HSBC en causas de lavado de dinero. “Estas dos instituciones, la OA y la UIF, inmediatamente se convirtieron en querellantes de todas las causas, para perseguir en forma anómala e impropia”, aseveró. También, la exPresidenta recordó que en la AFIP se montó un sistema de persecución: “Había células dentro de la AFIP para perseguir concretamente a mi familia. Se pudo comprobar”, aseguró.

En cuarto lugar, Cristina Kirchner mencionó el accionar de espionaje ilegal encabezado por la AFI, a cargo de Gustavo Arribas, “el amigo del alma”, dijo, en referencia a la relación del ex funcionario con Mauricio Macri.

Luego, incluyó en el punteo a la doctrina Irurzun, que hizo “estallar en mil pedazos” el principio de inocencia y las numerosas causas en su contra que ocuparon las tapas de los diarios durante los primeros años del macrismo. Además, recordó la “naturalización” de la existencia de la mesa judicial; las maniobras en el Consejo de la Magistratura para apoderarse de la mayoría; la creación de causas mellizas y el traslado irregular de los jueces Bruglia y Bertuzzi. “Pusieron jueces a dedo”, dijo. Y recordó que “en esta causa, antes de este tribunal, se intentó poner un Tribunal Oral a dedo. El número 9”

En ese mismo sentido dijo: "Inventaron una nueva figura jurídica, jueces de atracción. Los únicos dos jueces que nos tocaban en primera instancia eran Ercolini y Bonadío. Y en Casación, estaban Hornos y Borinsky esperándome”.

Dejá tu comentario