cuarentena | Penal | mercadería

Villa Urquiza: en cuarentena secuestraron cerca de 900 pastillas

Esteban Zaracho, subsecretario de Asuntos Penales, dijo en LV12 que "las pastillas vienen trituradas con la yerba mate o queso cuartirolo".

Desde que comenzó la cuarentena por la presencia de coronavirus, las visitas en los penales fueron suspendidas para evitar un posible foco que podría desencadenar problemas enormes, por tratarse de un grandes aglomeramientos de personas. Esto generó que los familiares de los presos enviaran mercadería para quiénes están privados de su libertad intentando, en muchos casos, introducir drogas dentro de la misma y de diferentes maneras.

El subsecretario de Asuntos Penales, Esteban Zaracho, pasó por el aire de LV12 Radio Independencia para referirse a esta situación: "Las visitas al penal de forma material y física, a la que estaban acostumbrados todos los internos, están suspendidas desde el mes de marzo, por una cuestión de prevención", comenzó diciendo.

"Hay una rutina que tanto los familiares como los internos lo tienen perfectamente claro. Si bien es cierto que no se recibe la visita de la persona en sí, se reciben mercadería y algunos otros efectos que piden los internos que se les acerquen al sector de requisas del penal", relató.

Zaracho comentó que los controles sobre estos elementos son muy meticulosos por una cuestión sanitaria, pero también por lo que pueden llegar a contener estos paquetes. "El familiar trae la mercadería en tres bolsas. Al llegar a la requisa quita la primera, la externa. En ese momento se produce la requisa dentro del material y al momento en el que sube al vehículo para trasladarlo a la parte interna se quita la segunda y queda la última bolsa que es la que tiene el contacto con el interno", detalló.

"Es el método que se ha encontrado y ha dado muy buenos resultados".

El funcionario explicó que és lo que se intenta ingresar al penal. "Son pastillas, más que nada, que modifican el humor de los internos. Hay alucinógenos, estimulantes. Eso hace que por momentos parezcan aletargados, eufóricos o recaídos".

"En lo que va de la cuarentena hemos secuestrado entre 800 y 900 pastillas y en total unos 100 gramos de picadura de marihuana que es otro de los estupefacientes que se busca ingresar", resaltó Zaracho.

Por último, indicó que "las pastillas vienen trituradas con la yerba mate. Vienen metidas dentro de queso cuartirolo, dentro de pechugas de pollo y en el día de ayer intentaron hacerlo mediante un maple de huevos".

Dejá tu comentario