GOB NOV 1140x100 CMC.gif
NACIONALES |

Desde el Gobierno analizan adelantar el horario de cierre

Alberto Fernández quiere replicar lo que vio en París: calles vacías a partir de las 19:00, una posibilidad de reforzar las limitaciones del fin de semana.

El Gobierno analiza adelantar el horario de cierre y prohibición de circulación y achicar el listado de actividades permitidas para intentar contener los contagios de coronavirus. La idea del presidente Alberto Fernández es replicar el modelo de restricciones de París que logró frenar la curva de casos. Durante su gira a Europa vio las calles vacías a partir de las 19:00 y ese podría ser el nuevo límite que comience a regir desde este fin de semana.

image.png
Desde el Gobierno analizan adelantar el horario de cierre.

Desde el Gobierno analizan adelantar el horario de cierre.

El objetivo es avanzar hacía un fuerte cierre de actividades ante el panorama epidemiológico y sanitario. Con las primeras restricciones se logró amesetar el promedio de casos diarios en 20.000, una cifra alta, pero en los últimos días comenzó a crecer en todo el país.

Para evaluar las opciones, el Presidente se reunió en Casa Rosada con dos de sus funcionarios de máxima confianza, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra, y analizar en forma conjunta qué medidas tomar.

La urgencia es tomar las decisiones antes de que el viernes venza el decreto que estableció las actuales restricciones. Los expertos que asesoran al Gobierno recomendaron endurecer las medidas.

Ya en varias oportunidades, Fernández dio muestras de ir en ese sentido. Desde Europa compartió un video mostrando las calles parisinas totalmente vacías a las 19:00, cuando todavía se podía ver luz del día. Y este domingo, dijo que las restricciones “son muy necesarias”.

Según indicó en una entrevista televisiva “en los lugares donde se cumplieron” estas limitaciones “la caída de casos fue más significativa”. Puso como ejemplo el conurbano bonaerense y contrastó la situación sanitaria de esa zona con la del distrito porteño, donde recordó que hay clases presenciales. Expresó que en su consideración en la ciudad de Buenos Aires “los controles fueron más relajados”.

Además, el Gobierno espera que la “ley pandemia” esté sancionada para la semana próxima, para poder regular las restricciones automáticamente. Fernández planteó que “si no está la ley, la única alternativa es que un DNU vuelva a poner en vigencia las restricciones”. Entre otras medidas la iniciativa suspende las clases presenciales en los distritos bajo alarma epidemiológica, previa consulta con las autoridades locales. Juntos por el Cambio rechaza el proyecto, ya que advierte que el Presidente busca tener “superpoderes”.

El mandatario explicó que aunque en las últimas semanas hubo “una suerte de amesetamiento” de los contagios” y que hay que “bajarlos más”. Sostuvo que “en muchos lugares que renegaron de los cierres tienen singular crecimiento de casos” y aclaró que no está “empeñado con que los chicos no vayan a clases”, sino “muy dolorido” por haber tenido que tomar esta medida.

Los expertos que asesoran al Gobierno respaldan un cierre fuerte

El médico Eduardo López sugirió “una cuarentena corta y estricta de 15 días” en el caso de que no se revierta la tendencia de contagios. Advirtió que hay “una curva amesetada alta, con un promedio alto de casos, de 20 mil, y un número importante de muertos”, en declaraciones a Radio Mitre.

Mientras que su par Luis Cámera expresó que “el comportamiento de la gente era mejor en las primeras restricciones”. Manifestó en cuanto a la circulación que actualmente se ven “complicaciones en el tránsito”, en declaraciones a radio La Red.

Nicolás Kreplak no descarta que haya fuertes restricciones

En sintonía con los médicos que asesoran al Ejecutivo en el combate contra la pandemia, el viceministro de salud bonaerense Nicolás Kreplak dijo que “todo puede pasar”, consultado sobre un potencial aumento de las restricciones. Sostuvo que entre las propuestas siempre está la posibilidad de tomar una medida fuerte, “que baja la cantidad de contagios y que tiene una duración corta”.

Planteó que “lo importante es que se reduzcan los contagios, que están vinculados con la circulación de las personas”. Advirtió que “lentamente empieza a haber más circulación” y que las medidas deben tender a “contener y si es posible bajar” el movimiento de personas.

Dejá tu comentario