NACIONALES |

Destrozos y un herido en el Bauen por una interna gremial

Chocaron militantes de ATE que iban a participar de un congreso en el hotel céntrico; el gremio de los estatales se fracturaría y la interna tiene impacto en las dos CTA.

Los sindicatos suelen dirimir sus internas a través de la violencia. Lo que debía ser el campanazo de largada del Comité Confederal de los estatales de ATE en el hotel Bauen terminó hoy en un escándalo, con cruces de golpes, piedras y un militante herido.

La conducción nacional de ATE convocó para hoy y mañana a las delegaciones provinciales para avanzar en una serie de reformas internas, que tendrían que ver con el paro convocado para la segunda quincena de noviembre y con la administración de la caja del sindicato, que cuenta con 290.000 afiliados en todo el país. La iniciativa sobre el control de los fondos, que le daría mayor poder a Hugo Godoy, es rechazada por seis seccionales, una de ellas la de ATE Capital, que es liderada por Daniel Catalano y en donde el kirchnerismo mantiene cierta influencia.

Los incidentes de hoy en el Bauen se habrían originado cuando se les prohibió el ingreso a un grupo de militantes que se identifican con la opositora Lista Verde y Blanca. Los opositores a Godoy, entre los que están Catalano y el santafecino Jorge Hoffmann, pretendían rechazar el paro al que convocó la conducción de ATE nacional y pedir, en cambio, que el gremio adhiera a la protesta que el 4 de noviembre activarán las dos vertientes de la CTA, movimientos sociales y piqueteros.

"El Confederal resultó ser una puesta en escena para emboscar a nuestros delegados con patotas que responden a las órdenes del Consejo Directivo Nacional y fraguar lo que debería haber sido una instancia democrática de debate sobre el ATE que queremos todos. En la entrada del hotel encontramos un cerco de matones que impedía el ingreso a los delegados", informó ATE Capital a través de un comunicado.

Tras los episodios de hoy, el gremio estatal de ATE podría oficializar su fractura. De concretarse, Godoy se quedará con un aliado clave: la seccional de Buenos Aires. Sin embargo, Capital, Santa Fe, Jujuy, Corrientes, Neuquén y La Rioja se alinearán con la oposición, que mantiene sus lazos con el kirchnerismo a partir de Yasky.

Como informó LA NACION el sábado último, la interna de ATE está obstaculizando la reunificación de la CTA, que está fracturada desde 2011. Los jefes ceteístas Pablo Micheli y Hugo Yasky están hoy enfrentados a la conducción de ATE a pesar de ser parte del mismo entramado gremial. El enfrentamiento se avivó tanto que Godoy amenazó con dejar sin financiamiento a la central de Micheli, de la que está adherido. La advertencia tuvo un avance: ATE dejará de ser este año el garante del alquiler de la sede que tiene la CTA Autónoma en Lima 609. Los problemas financieros se replican en las delegaciones del interior. ATE es el que aporta más afiliados y el que alimenta de recursos la caja. La CTA y ATE se necesitan mutuamente. Por poder gremial y económico.

Dejá tu comentario