ECONOMIA |

Soja: Por la caída del precio, se esperan menos ingresos

La Bolsa de Comercio de Rosario restó u$s1.400 millones a su proyección por parte del complejo sojero, al ubicarla en u$s14.000 millones.

Desde la entidad afirmaron que "a pesar que se proyecta un incremento del 40% en el volumen de exportaciones del complejo sojero para la campaña 2018/19, la fuerte caída en los precios de exportación de todas las partidas que lo componen hacen que el ingreso neto de divisas a cuenta de ventas externas de poroto, harina, aceite de soja y biodiesel sumen en el nuevo ciclo u$s14.000 millones".

Esta cifra representa 18% más respecto a lo exportado el año pasado, cuando las ventas al exterior fueron fuertemente afectadas por la sequía, y al mismo tiempo, representa una caída de u$s1.400 millones respecto al ingreso de divisas proyectado por exportaciones del complejo sojero a comienzos de 2019. 

"La economía argentina es muy susceptible a este resultado ya que el complejo sojero es, por lejos, el principal aportante de divisas al balance externo", indicó en un informe realizado para la entidad por Desiré Sigaudo y Emilce Terré, ya que 30% de todas las ventas al exterior de bienes y servicios que Argentina realiza en el año provienen del poroto de soja y sus derivados. 

La baja en el precio internacional de la oleaginosa y sus derivados fueron consecuencia de la disputa comercial que llevan adelante Estados Unidos y China desde el año pasado, que en las últimas semanas tuvo un recrudecimiento tras el aumento de aranceles de 10% a 25% por parte del país norteamericano a determinados productos chinos valuados en u$s200.000 millones.

Esto hizo que el precio de la oleaginosa en el mercado de Chicago se desplomara y alcanzara el lunes pasado valores mínimos en más de una década, por debajo de u$s300 la tonelada, a pesar de que en enero el precio del poroto se ubicaba en torno a u$s340 la tonelada.

Asimismo, la escalada en el conflicto derivó en la represalia China que llevó su tasa arancelaria a 25% para la importación de determinados bienes estadounidenses por un valor de u$s60.000 millones, sumado al arancel de 25% a la soja del país norteamericano impuesto desde junio del año pasado.

"En medio de una escalada de las tensiones comerciales entre las dos principales potencias económicas del mundo, y a la postre, el principal vendedor y mayor consumidor de soja del mundo, los inventarios comenzaron a acumularse a gran escala y los precios se derrumbaron" y pasaron de 12 millones a 27 millones de toneladas explicó la entidad.

A esto hay que sumarle un brote de fiebre porcina en el gigante asiático, lo que redujo las necesidades de forraje, "sumando presión a la baja sobre el precio de la harina de soja", completó.

Dejá tu comentario