De la región | deuda | Plan Bicentenario | CEPA

Por la devaluación, Salta debe 10 mil millones de pesos más

El incremento es solo por el crédito que obtuvo la Provincia para el Plan Bicentenario. El exministro de Economía Estrada anticipó que ese bono se tendrá que reestructurar.

La debacle cambiaria que se produjo tras las PASO nacionales del 11 de agosto le cuesta al Estado salteño un incremento de cerca de $10.000 millones en la deuda que mantiene por el crédito de 350 millones de dólares que se sacó para financiar el Plan Bicentenario. Así se determinó en un reciente informe publicado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que también incluyó al resto de los distritos del país.

El precio del dólar ya subió un 33% desde las elecciones primarias, y ese aumento impacta directamente en lo que la Provincia debe juntar en pesos y luego cambiarlos a dólares para pagar el bono internacional que se emitió en julio y agosto de 2016. La estimación del CEPA se realizó en base al tipo de cambio futuro, que el mes pasado se ubicó en $71,85.

De acuerdo con el estudio del centro académico de Buenos Aires, el stock de deuda de Salta representa un 60% de la recaudación total que la Provincia tendrá este año (entre recursos propios y coparticipación). Según la información presupuestaria del Gobierno local, el stock de deuda sobre ingresos corrientes era del 44,5% en 2018 y del 39,2% en 2017.

Hay jurisdicciones en peor situación, como, por ejemplo, Chubut, que supera en 1,8 veces su deuda por encima de su recaudación o Jujuy que se encuentra en 1,1 por encima de sus posibilidades de recaudar. En general todas las provincias aumentaron su nivel de endeudamiento desde que Cambiemos asumió la Presidencia, desde donde, justamente, se promovió esa política hasta que estalló la crisis monetaria.

A partir de 2016 el stock conjunto de compromisos financieros de las 24 jurisdicciones subnacionales medido en pesos creció 542% y comparado en dólares aumentó 43%.

La deuda de US$350 millones por el Plan Bicentenario, que se sacó para obras de infraestructura y por cierto nunca fue rendida su ejecución de manera pormenorizada, tiene vencimiento en 2024 con una tasa anual del 9,125%, que es uno de los intereses más altos entre las provincias que empezaron a tomar deudas desde hace casi cuatro años.

Emiliano Estrada conoce a la perfección los detalles de ese crédito. Hace poco más de un mes estaba a cargo del Ministerio de Economía de la Provincia y renunció para postularse como vicegobernador. El exfuncionario explicó la semana pasada por Radio Salta que hasta 2020 se pagarán solo los intereses de ese bono y el capital (los US$350 millones) se empezará a cancelar en 2021.

Para ese año Estrada ya anticipó que se tendrá que reestructurar la deuda. "Seguramente se tendrá que reestructurar porque los vencimientos son de alrededor de 100 millones de dólares por año, cosa que la Provincia no tiene para pagar en un ejercicio, en un año fiscal", adelantó.

Otra situación es la del crédito por 185 millones de dólares que la Provincia colocó a fines de 2012 para el Fondo de Reparación Histórica, que tiene una lógica diferente de cancelación al del Plan Bicentenario. Ese bono, con vencimiento en marzo 2022 y que se usó para un proyecto de obras en San Martín, Orán y Rivadavia, que aún no se terminó en su totalidad, se paga mediante las regalías petrolíferas y gasíferas que recibe Salta en dólares, por lo que el pago es automático y prácticamente sin riesgos.

FUENTE: El Tribuno de Salta

Dejá tu comentario