De la región | dólar | Cepo | Pymes

Inminente suba de precios de productos panificados

Los molinos mantienen suspendidas las ventas debido a que el trigo se encuentra sujeto al precio del dólar.

Pese a la baja del dólar tras el endurecimiento del cepo, el precio del trigo se encuentra sujeto a la cotización de la divisa norteamericana y ante la incertidumbre económica post elecciones presidenciales, los molinos, como tantos otros productores, decidieron frenar las ventas hasta contar con un panorama más claro y de seguridad.

"Si nos suben la harina, sube todo y por consiguiente nosotros también tendremos que subir, no sé si llegará al 20 por ciento, pero algo tenemos que aumentar porque si no ¿cómo hacemos para mantenernos?", declaró Pablo López, integrante del Centro de Industriales de Panaderos de Jujuy.

Sobre si hay o no irregularidades en la provisión de harina en la provincia, Pablo López confirmó que "está suspendida la venta de harina. Hasta ahora no sabemos sobre los precios que pondrán los molinos, calculamos que ya tendremos noticias durante la semana que viene", asegurando que al regularizarse la situación "la harina ya vendrá con precio nuevo".

Así, un inminente incremento en el precio de los productos panificados podría darse en los próximos días, ya que a la esperada suba en la materia prima se le suma "el precio del gas, de la luz y de la parte salarial e impositiva que tenemos que pagar. Para nosotros que somos Pymes está muy complicado", exclamó el referente de la institución que nuclea a los panaderos.

Ante la sumatoria de todos estos factores y sobre de cuánto sería el próximo incremento en el precio del pan, López indicó que "todo dependerá de a cuánto se fije el precio de la harina. Tenemos que ver si será de un 20 o un 30 por ciento, pero todo dependerá de la base del precio de la harina".

Por su parte, un empresario del sector que pidió preservar su identidad informó a este medio que "el sector panadero está atravesando momentos delicados en cuanto a que no hay una normalidad de precios". Sobre su comercio indicó que, "para cubrimos los costos y los salarios de nuestro personal, en este último tiempo tuvimos que achicar la brecha de ganancia, situación que hace que esto sea básicamente una bomba de tiempo", y coincidió en que habrá un incremento de precios

"seguramente para los próximos meses si es que hay un cambio brusco del precio de harinas y las condiciones de pago", aclarando que una cosa es la harina en cuenta corriente y otra de contado.

Incertidumbre y ventas bajas

Y sobre hasta cuándo se estima que se mantendría este manto de incertidumbre por parte de los molinos distribuidores de harina, López indicó que esperan sea "sólo por esta semana, porque claramente están especulando si el dólar va a subir o se va a mantener debido a que el trigo está sujeto al valor del dólar".

Sin embargo hizo saber su preocupación ante una necesaria e inminente nueva suba de sus productos: "Si llegamos a subir los precios, las ventas se nos van a ir al piso y lamentablemente nosotros tenemos que vender", pero se trata de un riesgo que deben correr.

En diálogo con este medio, López informó que "las ventas bajaron por lo menos un 30 por ciento", un descenso impulsado en estos últimos tiempos "por la llegada de las altas temperaturas". Pese a los aumentos "las ventas bajaron mucho porque cuando hace calor la gente ya no consume tanto pan como en el invierno", aseguró.

FUENTE: eltribuno.com

Dejá tu comentario