ECONOMIA | Economía | julio | Argentina

Aumento mensual de la economía; descenso del 12,2% interanual

Por tercera vez consecutiva, la actividad económica del país registró alzas: en julio superó por 1,1% a junio. Las restricciones marcan los datos anuales.

La economía argentina exhibió su tercer repunte mensual consecutivo en julio ya que mejoró un 1,1% respecto del mes previo. Sin embargo, producto de un endurecimiento de la cuarentena en la primera quincena del mes, el ritmo mensual de la reactivación productiva se desaceleró y la caída interanual superó a la de junio.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que construye el INDEC arrojó que, en comparación con julio de 2019, la economía se contrajo un 13,2%. A nivel sectorial, las bajas que más incidieron el nivel general fueron las de "transporte y comunicaciones" (-23,2%) y "otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales" (-60,3%).

La industria manufacturera, la construcción y el comercio, sectores muy relevantes en la estructura productiva local, registraron caídas del 8,1%, 30,1% y 5,8%, respectivamente.

Al igual que el mes pasado, los únicos dos sectores que tuvieron un aumento interanual fueron el de "intermediación financiera" y el de "electricidad, gas y agua".

Industrias.png
La economía argentina, signada en sus movimientos por la pandemia.

La economía argentina, signada en sus movimientos por la pandemia.

Si bien el EMAE mostró una nueva mejora en su variación desestacionalizada, la recuperación de la actividad económica fue más leve que la que se había observado en la comparación junio-mayo, cuando el rebote había sido del 7,4%. Paralelamente, el declive interanual de julio superó el 12,3% que se había registrado el mes anterior.

Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), el nivel de observado en julio quedó 1,7% por debajo del nivel de marzo, y es equivalente al observado en el primer trimestre 2007.

La semana pasada el INDEC informó que el Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina se llegó a desplomar un 19,1% en el segundo trimestre de 2020, en comparación con el mismo período de 2019, en medio de las estrictas restricciones a la movilidad y a la producción para combatir el coronavirus, que se sintieron con mayor fuerza en abril, mes en el que la economía se hundió un 26%.

En dicho trimestre, la industria manufacturera y el comercio, dos de los sectores más relevantes en la estructura económica argentina, cayeron un 20,8% y un 16,9%, respectivamente. Paralelamente, el derrumbe interanual más grandes los padeció el sector de hoteles y restaurantes (-73,4%)

De esta manera, la negativa performance de este período llegó a superar incluso a la del primer trimestre de 2002, cuando la economía se había derrumbado un 16,3% luego del default y el estallido de la convertibilidad.

El EMAE suele ser utilizado como un aproximador del PBI generado en Argentina. Las consultoras privadas y entidades financieras que participaron del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central proyectaron una caída del 12% para el PBI en 2020.

FUENTE: Ámbito

Dejá tu comentario