INTERNACIONALES |

Impeachment en Brasil: el Senado define hoy si Dilma Rousseff debe dejar la presidencia

A las 11 comienza la última votación del juicio político, que puede concluir con los 13 años de gobierno del PT

El Senado de Brasil vota hoy si remueve o no a la suspendida presidenta Dilma Rousseff , algo que podría terminar en un giro a en el país con el fin de los 13 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores.

Los partidarios de Rousseff parecen resignados. La probabilidad de que más de dos tercios de los 81 escaños voten a favor de la mandataria parece demasiado complicado. Las encuestas indican que la mayoría de los senadores votarán para condenarla por las acusaciones de haber violado las leyes de presupuesto del país.

La primera jefa de Estado de Brasil ha negado los cargos y dice que el proceso de destitución pretende proteger los intereses de la élite económica de Brasil. En el último mensaje que dejó en las redes sociales fue clara: "Pido a los senadores que tengan conciencia a la hora de evaluar este proceso #PorLaDemocracia".

Si es declarada culpable, una difícil transición recaerá en su ex vicepresidente, el conservador Michel Temer , que ocupa el cargo de presidente interino desde que el juicio comenzó en mayo y deberá finalizar el mandato, hasta fines de 2018.

La popularidad de Rousseff cayó a un solo dígito este año debido al escándalo de corrupción de Petrobras y por una profunda recesión que muchos brasileños creen fue ocasionada por las políticas intervencionistas de su Gobierno.

En un emotivo discurso el lunes, Rousseff comparó el juicio político con su persecución durante la dictadura militar brasileña desde 1964 a 1985, cuando fue torturada por los servicios de seguridad por pertenecer a un grupo de guerrilla urbana izquierdista.

Si el Senado decide la remoción de Rousseff, la presidenta será el primer líder brasileño que debe dejar su cargo antes de tiempo desde 1992, cuando Fernando Collor de Mello renunció antes de su inminente enjuiciamiento por corrupción.

Los números no son buenos para Dilma

De acuerdo a las intenciones de voto, los senadores que votarían contra la suspendida presidenta de Brasil en su juicio político son más que quienes lo hicieron en las votaciones anteriores.

Rousseff está acusada de usar dinero de bancos estatales para aumentar el gasto durante el 2014. Ella dice que el dinero no tuvo impacto en los niveles generales de déficit y que fue devuelto por completo al año siguiente.

Varios senadores que no habían declarado previamente su tendencia, incluyendo dos del estado norteño de Maranhao, decidieron ayer que votarán en contra de la jefa de Estado.

La legisladora Janaina Paschoal, autora del pedido de impeachment, dijo a la Cámara alta al cerrar su exposición que el proceso no es solamente por "cuestiones contables" sino también por el daño que el gobierno de la líder izquierdista le hizo al país.

"El mundo debe saber que no estamos votando únicamente sobre cuestiones contables", dijo Paschoal, argumentando que los presuntos delitos presupuestarios de Rousseff contribuyeron a una fuerte desaceleración en la mayor economía de América latina.

Si bien no todos los senadores están de acuerdo sobre los méritos de la acusación contra Rousseff, muchos concuerdan en que no puede seguir gobernando al país.

G.I

Dejá tu comentario