Responsabilizan al intendente de Concepción por despido de 800 empleados municipales

El titular del Concejo Deliberante aclaró que no es potestad del cuerpo contratar o dejar sin empleo a las personas. Sergio Castillo denunció que Sánchez "tiene a 900 personas trabajando en forma precaria, cobrando $1200 en forma semanal".


Si el Concejo Deliberante de Concepción no aprueba el Pacto Social tal como lo firmó la Municipalidad con el Gobierno provincial, alrededor de 800 personas se quedarán sin trabajo. Así lo advirtió el intendente de esa ciudad, Roberto Sánchez.

El presidente del Concejo Deliberante, Sergio Castillo, aclaró en primera instancia que no es responsabilidad del cuerpo dejar sin empleo a este grupo de personas. Por el contrario, es competencia del jefe municipal porque él los contrató para la campaña electoral. 

"La verdad que para nosotros fue una sorpresa de que 800 personas habrían sido dejadas por el intendente sin su fuente laborañ", expresó el concejal.  

Indicó que tomaron conocimiento de la problemática el sábado y que a partir de ahí los empleados afectados responsabilizaron al Concejo de tal situación.

"Nosotros tomamos conocimiento el sábado de que dejaban 800 personas. No podemos entender cómo el intendente tiene a 900 personas trabajando en forma precaria, cobrando $1200 en forma semanal. De todas formas, esta gente la tomo él y se tiene que hacer cargo él", aseguró.

Agregó que este grupo de personas percibe los $1200 en forma quincenal y en negro. "Es lamentable porque está jugando con el pan de cada día de cada empleado municipal", manifestó.

La polémica en “La Perla del Sur” se remonta al 19 de abril. Ese día, en sesión, la oposición local aprobó por mayoría sólo en forma parcial el convenio de asistencia financiera entre el municipio y la Casa de Gobierno. Según lo dispuesto por los ediles peronistas y radicales disidentes, se autorizó a la Intendencia a recibir fondos hasta cubrir la planilla salarial.

"Aprobamos el pacto sueldo porque el endeudamiento del municpio es tremendo, es de 370 millones de pesos en dos años y medio, es una cifra que es imposible pagar y que hace inviable a la ciudad de Concepción", explicó el edil. 

Respecto al veto de la ordenanza, dijo noestar sorprendido por la decisión del intendente. "No es novedad para nosotros, porque venimos sufriendo un apriete y extorsiones desde el inicio de esta gestión", denunció. Al tiempo que añadió que "sorprende que en el discurso de Cambiemos ponen énfasis en la institucionalidad y en la división de poderes y ahora buscan el linchamiento de los concejales. "Es una jugada política del intendente porque tomó todo esta gente para la compaña política y ahora se está deshaciendo", subrayó.  

En este marco, denunció que hay funcionarios muncipales que incitan a la violencia, atentando contra la vida de los concejales. "Es una situación delicada que la vamos a llevar a la justicia", adelantó. 

Para finalizar, informó que recibirán a los damnificados para explicarles la situación.

"Realmente el intendente tendrá que hacerse cargo, nosotros no tomamos gente ni dejamos gente, él que lo hace es el señor intendente. El empleado municipal tiene que entender que el único responsable es el intendente de esta situación", concluyó.  

Dejá tu comentario