ECONOMIA |

El ajuste fiscal llegaría a los $250.000 millones

En la tercera etapa habrá recortes en obra pública y se acelerará el recorte de subsidios acordado en el Pacto Fiscal.

El Gobierno puso en marcha la tercera fase del ajuste fiscal que se inició en 2016: ahora va por un recorte del gasto que podría alcanzar los 250.000 millones de pesos este año, lo cual podría dirigir inevitablemente a la economía a un estancamiento con inflación del 25%. 

A los recortes en la obra pública se le sumarán bajas de subsidios a la energía, recortes de empleados públicos, reorganización de entes autárquicos y empresas públicas y mayor presión fiscal sobre los asalariados. E incluso no se descarta un canje de bonos de la deuda. 

El Pacto Fiscal firmado con los gobernadores plantea que en 2019 se eliminarán los subsidios a la electricidad y gas -con excepción de la tarifa social- y, en 2021, los del transporte. Pero, según proyecta el Gobierno, los plazos van a acortarse. En el primer trimestre, por ejemplo, los subsidios (concentrados en energía y transporte) bajaron 37,9% anual, a 22.336 millones de pesos. Y ahora el Gobierno recortará la ayuda estatal para la electricidad en octubre, por lo que subirían las tarifas.  

En cuanto al empleo, el salario viene perdiendo contra la inflación y terminará el año así. Y no se renovarán todos los cargos que se generan por jubilaciones. Esas bajas representan al 3% de la planta de empleados y otro 3% en 2019. En lo que va de mayo hubo despidos en el Hospital Pediátrico Garrahan, Vías Navegables, Agroindustria, el IN TI y el Conicet. Y habrá cesantías en el Instituto de Asuntos Indígenas y el INTA, entre otros.

Dejá tu comentario