ECONOMIA |

El dólar subió un 10,7 por ciento en marzo

La divisa norteamericana registró su mayor suba en seis meses, trepó $ 4,2 en ese período y cerró a $ 43,35.

Marzo será recordado como el mes en que los inversores apostaron fuerte a la dolarización de carteras, en medio la alta inflación, la recesión económica y la tensión que genera un año electoral.

Estos factores, sumados a otros externos, provocaron que el dólar mayorista registrara su mayor suba en seis meses: se disparó un 10,7% ($ 4,2) en marzo y cerró a $ 43,35, pese a haber caído 28 centavos en esta última rueda.

Esta evolución fue acompañada en bancos y agencias de la city porteña, donde el billete avanzó un 10,6% ($ 4,3) a $ 44,40 tras haber retrocedido 29 centavos este viernes como respuesta a los nuevos límites fijados a las entidades financieras para las posiciones en Leliq.

Como es habitual, la autoridad monetaria colocó Letras de Liquidez ('Leliq') por $ 69.507 millones a una tasa promedio del 67,982% en la segunda subasta, contra una tasa del 68,279% en la licitación previa.

La colocación anotó un rendimiento máximo del 68,6235% y un mínimo del 66,25% para el plazo de 10 días.

La tasa de referencia para las 'Leliq' para el día fue del 68,155% (ayer había cerrado a 68,458%), con una absorción total de $ 166.003 millones.

La 'Leliq' cierra marzo unos 17 puntos porcentuales por arriba del 51,5% que estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su segunda revisión de la economía doméstica, tras otorgar el año pasado un crédito 'Stand By' por unos u$s 56.300 millones.

Desde el jueves, el BCRA permite a los bancos invertir en más en letras 'Leliq' para alentar una subida de las tasas que pagan por los depósitos en pesos y favorecer así una apreciación cambiaria.

En una jornada que presentó un desarrollo sin las tensiones previas, los precios del dólar se movieron con tendencia algo errática pero siempre en un rango inferior al alcanzado el jueves. Los ingresos desde el exterior, en este sentido, dominaron el primer tramo del día, cediendo protagonismo a la demanda por cobertura en la segunda parte.

El desarme de posiciones y el mejor flujo de ingresos que se verificó desde el inicio de la rueda se tradujo en una baja de la cotización del dólar mayorista que se detuvo al tocar mínimos en los $ 43,10, cincuenta y tres centavos debajo del cierre previo.

La demanda por cobertura se repuso al promediar la jornada generando una recomposición de los valores, que poco a poco se fueron alejando de los mínimos de la rueda. Con oscilaciones y algunos altibajos, los precios reptaron hasta alcanzar máximos en los $ 43,45, poco antes del comienzo de la última hora de operaciones. En el tramo final, los precios se movieron con fluctuaciones pero sin poder volver a los niveles más altos de la sesión.

"Para el segundo trimestre se espera un mejor panorama desde el punto de vista de los ingresos desde el exterior, por efecto del inicio de la comercialización de la cosecha gruesa y del ingreso de los fondos del Tesoro aprobados por el FMI", destacó el analista Gustavo Quintana.

Agregó que "las expectativas de menor presión en el mercado de cambios alientan pronósticos del inicio de un período de mayor estabilidad, en franco contraste con la inestabilidad observada hasta hoy".

Fuente: Ámbito

Dejá tu comentario