ECONOMIA |

El sector autopartista espera la pérdida de 3.000 puestos de trabajo

Las empresas enfrentan cada vez problemas más serios. En 2018, comenzaron con suspensiones, luego despidos y este año, se suman los cierres.

 

 El sector autopartista está cada vez más complicado, las empresas enfrentan cada vez problemas más serios. En 2018, comenzaron con suspensiones, luego despidos y este año, se suman los cierres. El listado de firmas del sector que se va del país crece y ya no son sólo multinacionales, las pymes locales no resisten más.

Una de las principales empresas que cerraron y despidieron personal es la italiana Brembo que fabricaba frenos y anunció que se va del país a fin de junio y despide a sus 80 empleados. La mitad de su producción estaba destinada al Ford Focus, que se dejó de producir en el país. Se concentrará y venderá desde Brasil.

La autopartista Viauro despidió a 15 empleados y habría pedido la quiebra. La francesa Hutchinson, proveedora de antivibrantes y burletes, cesanteó a casi 400 personas, cerró y ahora provee desde Brasil. La francesa Faurecia, del grupo PSA Peugeot Citroen, decidió irse y traspasó la actividad productiva.

A todo ese panorama, hay que sumar el caso de la alemana Deutz, una empresa emblemática con más de 50 años de historia, que también cerró sus puertas. Empresarios del sector consultados por BAE Negocios explican que en los próximos meses, por lo menos cinco empresas más estarían por bajar sus persianas.

Juan Cantarella, gerente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) explicó a BAE Negocios que "desde diciembre de 2017 a junio de 2019 se perdieron 4.800 puestos de trabajo. Se espera para este año, una pérdida de 3.000 empleos en el sector. La caída del 15% de la producción de autos profundiza la pérdida".

Desde los sindicatos, se alerta que "hay mucha presión de Brasil y el gobierno argentino está más permeable que nunca a un esquema de libre comercio. Por eso, muchas de las empresas que se van, concentran su producción en Brasil. Hay un desangre lento de compañías en el sector. Las empresas nacionales son las que más dan pelea porque no tienen a dónde irse. Las multinacionales huyen".

Así como la industria automotriz trabaja a un 35% de su capacidad productiva, lo mismo ocurre con las autopartistas. El 50% de la actividad productiva de autos se exporta. En pocas horas, saldrá un estudio del sector de comercio exterior que reafirma el desplome de exportaciones de los últimos años.


Fuente: Baenegocios

Dejá tu comentario