ECONOMIA |

El sector autopartista perderá 2.500 empleos este año

La baja en las fuentes laborales es consecuencia de la recesión. La crisis llevó a que los autos se reparen menos y más barato.

 

 En otro año "para el olvido", el sector fabricante de autopartes perderá 2.500 empleos respecto del 2018, lo que significa un 5% de la dotación general, en un contexto de cierre de empresas y suspensiones.

Durante el 3º Encuentro de Líderes del Mercado de Reposición "El poder del consumidor, la tecnología y la metamorfosis del negocio", desarrollado ayer en Parque Norte, fuentes de la entidad aseguraron a BAE Negocios que "la cantidad de empleados bajará de alrededor de 54.000 a 51.500 en 2019".

Uno de los fenómenos principales de la crisis es la menor cantidad de visitas que los automovilistas realizan a los talleres de reparación y por consecuencia, la menor compra de piezas. De acuerdo con un gráfico, en 2018, el recorrido promedio anual de un vehículo fue de 12.322 kilómetros con sólo 2,73 ingresos a talleres.

Los números, según mostró AFAC, generaron alarma. En 2017, la distancia conducida era de 12.661 kilómetros y 2,77 entradas a un taller; en 2016, 13.056 kilómetros y 2,93 visitas; y en 2015, 12.891 km. y tres concurrencias al mecánico, lo que marca el abandono producto de la crisis y la consecuencia directa en la venta de partes de repuestos oficiales. Además, la recesión golpea a todos los comercios cercanos a la firma autopartista, a todas las actividades vinculadas.

"Con respecto a 2018 se espera un impacto negativo sobre el empleo del 5% de la dotación de personal", afirman en la entidad. Sobre la situación del comercio exterior, las fuentes señalan que "es imprescindible que el esquema de derechos de exportación sea revisado y corregido. Para ello, urge extender la base de cálculo también a las autopartes importadas, pero reduciendo el valor nominal del derecho de exportación, a fin de no terminar aumentando aún más la altísima presión fiscal", alertan en la entidad.

Contra su postura inicial, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, avaló la reducción de los reintegros en forma notable y la suba de las retenciones a las ventas externas, a pesar de su reclamo "pro competitividad". Debido a la recesión económica, las casas de repuestos de vehículos venden prácticamente todo su volumen en piezas usadas, mientras la fabricación de partes para el mercado interno cayó entre 30% y 40% este año.

Un empresario autopartista admitió ayer que "la producción y las ventas de partes para el mercado de reposición cayeron entre 30% y 40%. Se usa menos el auto y se gasta menos; el auto se rompe y en muchos casos no se repara, salvo que se trate de vehículos de trabajo".

Sin embargo, en este escenario, aparece un enemigo peligroso. "Estamos viendo que los arreglos se hacen con piezas usadas, lo cual nos achica más las ventas. Y muchas veces, no se conoce bien cuál es el origen de estas autopartes porque no están declaradas", amplió. La crisis extendida llevó a que "muchos de los asociados ya están haciendo consultas para ingresar en Procedimientos Preventivos de Crisis", agregaron.


Fuente: Bae Negocios

Dejá tu comentario