El tucumano que sufrió un infarto en Chile se encuentra estable en el Centro de Salud

Maximiliano Conca fue trasladado en la noche del viernes en un avión sanitario contratado por el Gobierno de Tucumán. El arquitecto de 40 años, fue ubicado en la Unidad Coronaria del nosocomio. La ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, visitó al paciente en el hospital.

 

 Por la firme decisión del Gobierno local, el paciente tucumano que había sufrido un infarto en Chile pudo ser trasladado, el viernes por la noche, en un avión sanitario rentado por la provincia. La ministra de Salud Pública, doctora Rossana Chahla, quien había expresado a medios locales que el gobernador Juan Manzur siguió el caso durante todo su desarrollo y ya había dado la orden de traer a Maximiliano Conca lo antes posible, visitó al paciente en el hospital.

El paciente fue trasladado directamente desde la ciudad de Viña del Mar, Chile, hacia Tucumán en un avión sanitario contratado por el Ministerio de Salud. Conca había sufrido un infarto estando en el país vecino y fue asistido allí en el hospital Naval, donde se le realizaron los procedimientos para desobstruir la arteria. Fue dado de alta ayer al mediodía y se encuentra estable. Hoy está en Tucumán, internado en la Unidad Coronaria del Centro de Salud, luego de haber sido controlado e ingresado en el programa para pacientes con infarto.

“El gobernador nos pidió desde un primer momento que estemos a entera disposición. Ni bien le dieron el alta comenzamos a trabajar intensamente para trasladarlo a Tucumán. Anoche llegó y ya está aquí en el Centro de Salud”, inició relatando la ministra, quien contó que Maximiliano les dio su punto de vista de la diferencia entre un país y otro. “Nos dijo que estaba sorprendido por cómo en Chile la salud es tan costosa y aquí totalmente gratuita, con grandes profesionales y equipamiento de última generación”, agregó.

Estando en la Unidad Coronaria del hospital, Maximiliano quiso expresarse. “Es inmenso el agradecimiento que siento hacia todo el gobierno de esta provincia que hizo posible que yo hoy esté aquí. Me han tratado excelentemente. Estoy seguro de que no tengo ni idea de cuántas personas pusieron su grano de arena para que esto se logre. Pero les agradezco a todos. Me podrían haber dejado en Chile, pero no. Me salvaron la vida”, enfatizó.

En la oportunidad, Maximiliano siguió con su relato refiriéndose a la salud privada en el país vecino y la pública aquí. “Crease o no, es la misma salud. Los servicios no cambian y los profesionales son tan buenos los de acá como los de allá. Al igual que los efectores. La enorme diferencia es que aquí es un derecho; es gratis. Es para todos. Y en Chile hay que pagar y a veces son cifras imposibles. Encima tenemos educación pública también y esos son los ejes que necesitamos para ser un buen país. Y nosotros los tenemos”, reflexionó.

La hermana, Agustina Conca, contó detalles desde el principio. “En el momento que pasó este hecho desesperante y no teniendo soluciones a mano, ni siquiera hablando con el consulado, pusimos un twitter y etiqueté a todos los que pude, incluyendo al Ministerio de Salud y al gobernador. Antes de los 60 minutos de publicado, me contestó el doctor Gustavo Vigliocco y al otro día ya estaba reunida con él y otras autoridades del sistema sanitario”, comenzó relatando.

Además enfatizó que tuvo el apoyo y la ayuda del gobierno de Tucumán. “Todo el tiempo estuvieron preguntándome qué necesitaba, consultándome sobre las novedades. Siempre atentos al caso, siempre. Por suerte mi hermano ya está aquí y estoy muy feliz. Me sorprendió la velocidad con la que se resolvió todo”, agregó.

Marcela Peralta es la prima de Maximiliano y una de las que los esperó en el aeropuerto luego de ser trasladado desde Chile. Comentó que fueron días movidos para la familia y habló de la respuesta que obtuvieron por parte del gobierno provincial. “Hubo una serie de complicaciones porque necesitábamos la autorización a nivel nacional para el traslado. Dependíamos de eso y todo era un suplicio. Pero gracias al rápido accionar del gobierno de Tucumán, hoy mi primo está aquí”, afirmó.

El accionar de la Dirección de Emergencias

El subdirector de Emergencias 107 de la provincia, doctor Juan Palavecino, dijo que el traslado fue exitoso pero que hubo que realizar un trabajo previo porque debían tener la seguridad de que el paciente esté en condiciones de ser trasladado días después de sufrir un infarto. “Teníamos que asegurarnos que estuviera estabilizado hemodinámicamente y para eso tuvimos un contacto con los profesionales y los familiares. Luego confirmamos el traslado vía aérea. Una vez llegado al aeropuerto, una ambulancia lo llevó hasta el hospital Centro de Salud”, explicó.

Le volvieron a salvar la vida

El Centro de Salud ya conocía a este paciente. Hace tres años Maximiliano había entrado por un infarto sufrido mientras practicaba deporte. “Estaba jugando al fútbol y me agarró un infarto. Me trajeron aquí y me salvaron la vida aquella vez también. Después me enteré de que cuando yo estaba ingresando ese día, aquí ya estaba todo preparado para salvarme”, cerró Conca.

 

Fuente: Ministerio de Salud Pública

Dejá tu comentario