ECONOMIA |

Las empresas líderes prevén aumentos de salarios en 2019

Tras un 2018 con pérdida de poder adquisitivo por la crisis cambiaria y el rebrote inflacionario, proyectaron para este año un aumento promedio de salarios de un 35%.

Tras un 2018 con pérdida de poder adquisitivo por la crisis cambiaria y el rebrote inflacionario, las empresas líderes proyectaron para este año un aumento promedio de salarios de un 35% para los trabajadores fuera de convenio, pese a una inflación prevista por las mismas firmas dos puntos por encima de ese porcentaje y una estimación de suba de precios cercana al 40%, según las consultoras privadas.

La información surge de una encuesta de SEL Consultores entre 124 compañías privadas líderes. El relevamiento entre responsables de Recursos Humanos y Compensaciones indicó también que los trabajadores sindicalizados (bajo convenio) tendrán una suba salarial promedio de 30%. Sin embargo, en dos de cada tres convenios ya cerrados se fijó una clausula gatillo.

La consultora especializada en el mercado laboral preguntó también sobre estimaciones empresariales del costo de vida, el tipo de cambio a fin de año, las expectativas de evolución de las dotaciones y el escenario de reactivación de contrataciones.

La empresas líderes prevén una inflación de 37% (el Relevamiento de Expectativas del Mercado del Banco Central la estima en 40%). Además pronostican un dólar de $48.50 (las consultoras privadas creen en un valor promedio de $50), Sobre la evolución del empleo, se inclinan hacia la creencia de que las dotaciones se mantendrán estables.

Así lo cree el 65% de los consultados, mientras que un 9% prevé un aumento, y un 26%, una disminución. En ese sentido, cuatro de cada diez firmas relevadas dicen desconocer cuándo se reactivará el empleo dentro de su compañía. Según la encuesta, existe un corrimiento de estas expectativas para 2020.

Un 40% de las empresas creen que "lo peor y pasó", pero no ven aún signos de recuperación. Sólo un 13% cree que ese escenario ya está en marcha de manera tenue. Un 17% dice que lo peor todavía no llegó. Un 29% afirma que "no sabe".

"Hay una fuerte incertidumbre sobre los tiempos de reactivación del empleo con un corrimiento mayoritario de las expectativas al 2020", afirmó la directora de SEL Consultores, María Laura Calí. La socióloga además aclaró que entre los que esperan cambios este año, la expectativa neta entre el aumento y la disminución de las dotaciones, potencia su signo negativo con relación a 2018, pasando de - 14 a - 17 puntos. "Esta diferencia neta negativa se sostiene en todas las categorías, acentuándose en tercerizados y eventuales; operarios y administrativos", agregó.

Según el relevamiento de SEL Consultores, la frecuencia de los ajustes de salarios es mayoritariamente en dos tramos (51%), aunque buena parte de las empresas también aplica tres (30%). "Es mayoritario el peso del seguimiento del incremento del costo de vida como criterio principal de otorgamiento, por encima de mérito y mercado", explicó Calí.

"El fuerte peso de la revisión del porcentaje a ajustar, en función a lo presupuestado el año pasado como consecuencia de la aceleración de la inflación", dijo la directora de SEL y agregó: "La incidencia de las revisiones prácticamente se duplicó en relación al primer trimestre y llegó a un 57% de las compañías. Pero se dio a menor ritmo que la inflación. La proyección de ajustes subió seis puntos con relación a lo presupuestado en diciembre y el REM, doce puntos".

Los aumentos para los trabajadores fuera de convenio se darían este año principalmente en abril (46%) y en octubre (47%), pese a que un 28% lo hizo en marzo y otro 25%, en julio, según la encuesta privada. El porcentaje promedio ya otorgado en lo que va del año llega a 19%.

Con relación al personal dentro de convenio (los trabajadores sindicalizados), el trabajo de la consultora especializada afirma que, pasado el primer semestre, seis de cada diez compañías ya cerraron sus negociaciones paritarias. El incremento promedio acordado es de 30%, con un mínimo de 28% y un máximo de 36%, siempre a aplicar en tramos (los aumentos se cerraron principalmente en marzo, abril y mayo). Dentro de las empresas con negociaciones en marcha el porcentaje previsto por las empresas es de 32%, con un cierre previsto de 35% y un máximo reclamado de 38%.

"Hay una fuerte presencia de las cláusulas gatillo, llega al 65% de las negociones cerradas y al 79% en las en marcha", precisó Calí. "Hay además destacadas expectativas de dificultad en las negociaciones salariales de personal dentro de convenio, cerca de la mitad las consideró más difíciles que las de años anteriores", completó la socióloga. Pero, más allá de esa conflictividad, la principal conclusión del relevamiento es que los salarios en las empresas líderes no le ganarían tampoco este año a la suba de la inflación.

Dejá tu comentario