NACIONALES |

Denuncias e inspecciones en Ezeiza

Un muerto, 13 heridos y muchas preguntas sobre la seguridad de las obras luego del derrumbe en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

 

 Mientras las obras están suspendidas y se realizan distintas inspecciones para determinar las razones y responsabilidades del trágico accidente que provocó la muerte de un trabajador y 13 heridos en el aeropuerto de Ezeiza, continuaron las denuncias de los sindicatos por la "presión" que recibían los trabajadores para terminar las obras antes de las elecciones del 27 de octubre.

El derrumbe provocó la muerte del capataz José Bulacio y heridas en 13 trabajadores, uno de los cuales, Luis Moreira, de 21 años, permanece en coma farmacológico en el Hospital Zonal General de Agudos Alberto Antranik Eurnekian, de Ezeiza, tras ser operado por un traumatismo grave de cráneo.

Luis Taco Zeta, jefe de emergencias del hospital, aseguró que "somos optimistas" respecto de su salud "en virtud de que fue operado a la brevedad".

"En las siguientes horas, de acuerdo a su seguridad, vamos a evaluar la posibilidad de su derivación", aseguró el profesional y detalló que el joven que trabajaba hace seis meses en la obra se encuentra "en coma farmacológico, con ventilación mecánica" y que "en las siguientes horas será evaluado, pero por ahora se descarta una nueva operación".

El martes a las 16.20 una grúa enganchó la estructura tubular que oficia de soporte al área por donde transitan los operarios que trabajan en uno de los sectores cerrados al público del aeropuerto internacional de Ezeiza, maniobra que provocó el desplome de la estructura, lo que causó la muerte del capataz José Bulacio y heridas en 13 trabajadores.

Por su parte, la Asociación del Personal Aeronáutico (APA) apuntó contra el ministro de Transporte por la tragedia en la terminal áerea internacional. "La vida de un trabajador vale más que un voto", subrayó en un comunicado.

Los aeronáuticos responsabilizaron al ministro Guillermo Dietrich por la muerte de Bulacio y los otros trabajadores heridos. Remarcaron que hubo presión por parte del Ministerio de Transporte "para que la nueva terminal se inaugure antes de las elecciones de octubre, obra que estaba lejos de estar finalizada".

Además, calificaron al derrumbe de la zona que está en construcción como una "nefasta consecuencia más de la imprudencia e impericia de un gobierno administrado por CEOS que sólo persiguen el lucro individual sin que les importe el perjuicio que generan".

Ayer se realizaron distintras inspecciones en el lugar del trágico accidente, para determinar cómo fue que ocurrió y las condiciones de seguridad en la obra. Por el momento, los trabajos siguen suspendidos hasta que el juez interviniente determine que pueden continuar.


Fuente: Crónica 

Dejá tu comentario