INTERNACIONALES |

Los conservadores vuelven al poder en Grecia con mayoría absoluta

El conservador Mitsotakis arrolla a Tsipras en las elecciones en Grecia y logra mayoría absoluta. El exministro de Finanzas Varufakis entra en el parlamento con su nuevo partido y los neonazis se quedan fuera, según los resultados provisionales.

El candidato del conservador Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, ha ganado de forma contundente las elecciones generales en Grecia, logrando una mayoría absoluta que le permitirá gobernar sin tener que buscar apoyos. Se pone así fin a los más de cuatro años que ha durado el paso por el poder de la izquierda radical de Syriza y su líder, Alexis Tsipras.

Tras una jornada electoral marcada por el calor asfixiante (que llegó a superar los 35 grados) los resultados oficiales van confirmando lo apuntado por los sondeos a pie de urna que se dieron a conocer nada mas cerrarse los colegios electorales, a las siete de la tarde.

El ganador de las elecciones generales ha sido el partido conservador Nueva Democracia (ND), con un 39,85% de los votos y 158 escaños, dejando al segundo partido, Syriza, de Alexis Tsipras, con el 31,53% y 86 escaños. La brutal diferencia supone una gran derrota para los radicales, que esperaban en el mejor de los casos tener solo un 5% de diferencia con el primer partido. Tsipras ha llamado ya a Mitsotakis para felicitarle.

Mientras tanto, el partido del Movimiento para el Cambio (antiguos socialistas del Pasok) muestra un respetable 8,9% y 22 escaños (habiendo acogido de nuevo a Yorgos Papandreu), y consigue convertirse en la tercera fuerza del parlamento unicameral griego tras muchos años.

Nueva Democracia habla de una victoria histórica, mientras que Syriza ya ha reconocido la diferencia, declarando que «respeta la voluntad del pueblo» y que el partido, tras cuatro años y medio de gobierno, «ha dejado una herencia» al país.

Tras ellos entran en el hemiciclo otros tres partidos: los comunistas del partido KKE, con un sólido 5,3% y 15 escaños; la Solución Griega, con 3,69% y 10 escaños, y por último el partido del exministro de Finanzas Yanis Varufakis, DiEM25, con el 3,4% y nueve escaños. Esta última ha sido una de las grandes sorpresas de la noche, al beneficiarse Varufakis de la rabia de muchos radicales desencantados. A estas alturas del recuento se queda fuera del parlamento el partido neonazi Amanecer Dorado, con un 2,9%. Aunque superara el 3%, Nueva Democracia seguirá teniendo mayoría absoluta.

La Solución Griega es el partido sorpresa: fundado por Kyriakos Velópulos en 2016, reúne a los más nacionalistas, indignados por el reconocimiento de Macedonia del Norte y a los mas ultraortodoxos que abandonaron a los neonazis de Amanecer Dorado. Recoge también a muchos que dejaron el partido de extrema derecha nacionalista Griegos Independientes, de Panos Kamenos, que no se presentó en estos comicios.

El resto de los partidos, que no superaron el 3% de los votos a nivel nacional, no consiguen escaños. Desaparecen, además de Amanecer Dorado, el partido de la Unión del Centro y los partidos de Lafazanis y Zoí Konstandopulu, grandes figuras radicales que no votaron el tercer rescate y dejaron al partido en el verano de 2015.

Fuente: ABC

Dejá tu comentario