ECONOMIA | Estaciones de servicio | ATP | ventas

Estaciones de servicio dicen estar en riesgo de cerrar

Es porque, las estaciones de servicio, no recuperaron los niveles de venta prepandemia. Y ya no cuentan con el programa ATP, que los ayudaba a pagar sueldos.

Dos de cada tres estaciones de servicio corren riesgo de cerrar, porque están operando a pérdidas. Y un 85% advierte que no podrá continuar a largo plazo, si la situación de ventas no mejora. Eso explica CECHA, la cámara del sector, en un informe.

Las ventas de las estaciones de servicio vienen mejorando, pero aún están un 33% por debajo de los niveles prepandemia. Los estacioneros cuentan que fueron excluídos de programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que era una colaboración del Estado en el pago de los sueldos. Ese régimen corría para firmas que tuvieran ventas inferiores a las del año anterior, pero -por la inflación-, las estaciones tienen mayores ingresos nominales.

"Es incongruente que las refinadoras estén contempladas en el programa ATP porque producen menos y nosotros que vendemos el producto final, no lo estamos”, lamentó Vicente Impier, presidente de FECRA.

“Estamos estancados en 30% de caída de ventas (en volumen) con respecto a los niveles de venta prepandemia. Hay estaciones muy comprometidas y en este sentido quedar afuera de la ayuda estatal de octubre nos perjudica mucho”, advirtió.

"Una estación necesita vender 292.000 litros de combustible al mes para poder alcanzar el ‘punto crítico’, es decir, aquel umbral con el que llegan a pagar los costos operativos. Hoy, el 67,1% de las estaciones del país no lo superan. Trabajan directamente a pérdida", dice un informe de CECHA.

image.png

Solo una de cada cinco estaciones (el 18%) alcanza el punto de equilibrio con el que tiene margen de ganancias.

Las ventas de gasoil están resistiendo mejor que las de naftas. El gasoil cayó un 27% al principio de la cuarentena y luego se recuperó cerca de un 19%. Igual está un 14% por debajo de los niveles de febrero.

Las naftas se hundieron un 66,4% entre febrero y abril. El volumen se recuperó un 82% en mayo y junio, y un 9,7% adicional entre junio y septiembre. Pero todavía está un 33% por debajo de febrero.

image.png

Los estacioneros musitan su bronca porque tienen que pagar un aumento del 4% pactado con los sindicatos. Cuando eso se acordó, el sindicalista Carlos Acuña -titular del gremio del obreros y empleados de estaciones de servicio- les habría dicho que "firmen tranquilos que sigue el ATP hasta fin de año".

Con el ATP, casi el 51% estaciones se encontraba en un "punto crítico", contra el 67% que declara estarlo ahora. "Del 83% de las estaciones que pudieron acceder al programa en mayo el número cayó al 65% en octubre. Ahora directamente es cero", acusan los estacioneros.

“La verdad es desesperante, estamos golpeando todas las puertas porque ser excluidos del ATP puede significar para muchas estaciones bajar las persianas. Sería muy triste que hayamos pasado la mayor parte de la pandemia para ahogarnos a esta altura”, sostuvo Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA.

Las complicaciones parecen estar más centradas en Buenos Aires y en las grandes ciudades que en algunos puntos del interior. Misiones, por ejemplo, recuperó un 84% de la pérdida del volumen que tuvo entre febrero y abril. Chubut es la que sigue, como menos perdidosa, ya que recuperó un 61,6%.

FUENTE: clarin.com

Dejá tu comentario