CHISMES Y ESPECTÁCULOS |

Calu Rivero: "Llamame Dignity"

En los Estados Unidos, la actriz se cortó el pelo y eligió el apodo "Dignidad" para empezar una nueva etapa de su vida.

Calu Rivero hace tiempo que dejó la Argentina y se instaló en Brooklyn para estudiar y trabajar. Se refugió en los Estados Unidos, y hoy vive una etapa diferente luego de denunciar que Juan Darthés la había acosado. El puntapié para que otras colegas suyas, como Thelma Fardin, Anita Co y Natalia Juncos, también hicieran graves acusaciones contra el actor.

Un cambio de imagen, que forma parte de un proceso de transición que comenzó a partir del momento que dijo “basta” y salió a contar su verdad para sanar. Seis años después de haber trabajado en Dulce Amor, explicó que renunció porque su compañero de elenco se sobrepasaba durante las grabaciones.

“Estoy viviendo una nueva piel, un cambio de actitud que me enriquece pero no define. Valor es tomar las decisiones por uno mismo. Valor es el amor propio. Llamame Dignity”, escribió Calu en un mensaje junto a un video que publicó en su cuenta de Instagram con el pelo corto.

“Quien quiere la eternidad mira el cielo, quien quiere el momento mira a las nubes y escucha a los silencios. Este cambio de actitud es mi nuevo tesoro, el silencio mi juguete preferido y el refugio donde nos encontramos mis pensamientos y yo”, finalizó la modelo.

Calu relató por qué decidió que la palabra dignidad sea parte de su identidad: “Una persona digna se hace valer como persona, se trata con respeto hacia sí misma y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden. Es una nueva parte de mi identidad porque hace tiempo que decidí ponerme en primer lugar y ya no estar disponible para situaciones que me hacen sentir una mierda. Soy una abanderada del respeto, combato el maltrato y la violencia en todas sus formas. Mi dignidad me salvó”.

Los últimos años no fueron fáciles para la actriz, ya que por hacer la acusación contra Darthés fue cuestionada tanto en las redes sociales como en los programas de televisión. Incluso, el actor le inició una querella por daños y perjuicios. Pero su situación procesal se complicó desde que Thelma Fardin lo denunció por violación en Nicaragua. Como consecuencia, la Justicia de ese país emitió una orden de captura internacional. El actor está refugiado en Brasil, su tierra natal, donde no hay pedido de extradición.

“Estaba volviendo de estar una semana en un seminario de actuación en el medio de la montaña, incomunicada, en Grecia. Estaba sola, en el hostel, cuando llamé a mi hermana para contarle la experiencia y ella me dijo “quiero contarte algo”. No pude parar de llorar. Lloré, lloré, lloré como una niña, lloré hasta que pude ver cómo esa herida se cicatrizaba por completo, se hacía cascarita y se regeneraba en una nueva piel”, contó Rivero al enterarse de la noticia de la orden de captura.

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario