NACIONALES | Fernández | Salud | presidente

El presidente Alberto Fernández evoluciona favorablemente

El último parte médico indica que el presidente Alberto Fernández se mantiene estable y con buen estado de salud.

Tras ser diagnosticado COVID positivo, el presidente Alberto Fernández es mantenido bajo un estricto control médico y se encuentra cumpliendo con el aislamiento obligatorio, según los parámetros establecidos por las autoridades sanitarias.

El último parte médico acerca de la salud del mandatario, que se difundió este lunes, da cuenta de que Fernández se encuentra en buen estado de salud y que evoluciona de manera favorable a la enfermedad.

El reporte, que lleva la firma del Dr. Federico Saavedra, de la Unidad Médica Presidencial, detalla que “el señor presidente de la Nación, Doctor D. Alberto Ángel FERNANDEZ, fue evaluado durante la mañana, encontrándose estable, sin síntomas y con una evolución favorable”.

“El cuadro clínico es leve. Las conductas infectológicas se consensuan diariamente con expertos en el tema”, agrega el escrito.

En cuanto a los estudios para determinar con qué variante de coronavirus está infectado, el parte detalla que no se trata de ninguna de las nuevas cepas que ya circulan comunitariamente en Argentina (Manaos, California, Río de Janeiro o Reino Unido). “Se realizo un estudio de secuenciación de genoma completo de SARS-CoV-2. El linaje identificado (B.1.1.1) no se corresponde con ninguna de las nuevas variantes que circulan y que generan preocupación”, añade.

Al tratarse de la salud de la máxima autoridad, desde Presidencia de la Nación informarán permanentemente, no solo la evolución clínica, sino las conductas terapéuticas que se adopten de acuerdo a la evolución de la enfermedad.

image.png
Vladimir Putin llamó a Alberto Fernández para saber sobre su estado de salud.

Vladimir Putin llamó a Alberto Fernández para saber sobre su estado de salud.

La preocupación de Vladimir Putin y el agradecimiento de Fernández

El mandatario ruso llamó personalmente a Alberto Fernández para conocer su estado de salud. Los mandatarios se declararon amigos y el presidente argentino le dijo que "cuando todo esto pase" le va a pedir ayuda en la negociación con el FMI.

"Yo le agradecí mucho, le dije que si todo era tan leve era gracias a la vacuna Sputnik", dijo el presidente a PáginaI12 con la voz algo tomada, pero activo. "Le dije que la vacuna tiene un gran prestigio en la sociedad argentina y que dado el modo en el que repercutió en mí, queda claro que tiene mucho sentido", agregó.

Pero la salud del mandatario argentino no fue lo único que conversaron Fernández y Putin. "Hablamos de seguir trabajando juntos y le dije que cuando pase esto quería seguir hablando con él por el apoyo de Rusia a nosotros en el Fondo y para seguir viendo cómo Rusia participa en proyectos en la Argentina y cómo mejoramos el vínculo bilateral", dijo el presidente.

"Nunca olvide que en mí tiene un amigo que además está en deuda por la vacuna que me proporcionó", le dijo Fernández. "Él me dijo que era mi amigo y que estaba orgulloso de mi templanza", le contestó Putin.

El presidente ruso le dijo varias veces a Fernández "Gracias a Dios que está bien". Su llamado fue un gesto que va más allá de lo informativo: quería hablar con el presidente. Porque Putin ya tenía muchos datos sobre la salud de Fernández: el fin de semana lo llamó mucha gente del Instituto Gamaleya y hablaron tanto con el médico del presidente como con la ministra de Salud Carla Vizzotti. Ambos mandaron todos los informes a Rusia que dan cuenta de que, según dijo el presidente, "está todo controlado".

Dejá tu comentario